“Vinícius tiene mote” (y es feo): Sergio Ramos, Isco (y Marco Asensio) se ríen en su cara | EFE

Vinicius saca la porquería o “apesta”. Y es del vestuario del Real Madrid

stop

El delantero brasileño se va de la lengua

04 de octubre de 2018 (17:00 CET)

Vinicius no es que esté teniendo la vida en el Real Madrid que había soñado. El delantero brasileño llegó el pasado verano de forma, para muchos, prematura. Florentino creyó que sería una incorporación que aportaría magia y desborde a la delantera blanca.

Pero, al menos de momento, el protagonismo del carioca en el primer equipo ha sido anecdótico. Ha debutado, pero su juego tampoco es que invite al optimismo. Quizás por ello Vinicius haya optado por encontrar el protagonismo lejos del césped que no tiene en el campo.

Y ha sacado la porquería del vestuario en su círculo más íntimo. Y cómo ya apunta más de uno, “apesta”. Y de verdad.

El lío en el vestuario del Madrid

Y es que tal y como cuenta el brasileño en Valdebebas hay de todo menos unión y compromiso. No es ningún secreto que tras la salida de Zinedine Zidane del banquillo blanco ha habido una serie de jugadores que han perdido mucho peso y que el vestuario está en manos ahora del llamado ‘clan de los españoles’.

Mientras antes eran Benzema, Marcelo, Modric, entre otros, los que llevaban la voz cantante de puertas hacia dentro, ahora no son otros que Sergio Ramos, Carvajal, Isco, Asensio y compañía los que mandan en el vestuario.

Julen Lopetegui | EFE

Un nuevo liderazgo que, como apunta más de uno en las redes, “tiene atado de pies y manos a Lopetegui”. Muchos eran los que, cuando se supo que el técnico vasco iba a ser el sustituto de Zidane ya avisaron que los jugadores españoles ganarían mucho peso, y así ha sido.

Cada vez peor

El problema es que con los resultados en la mano, el vasco está en el punto de mira. De hecho, Lopetegui ha sido el técnico que peor arranque ha tenido en el siglo XXI con cinco partidos ganados, dos empatados y tres perdidos. Números muy preocupantes.

Además, tal y como cuentan desde dentro, no parece que sus jugadores están muy por la labor de facilitarle las cosas. Y es que no son pocos los que avisan que, ya durante los encuentros, los futbolistas incluso ignoran las órdenes dadas previamente por el míster.

Una situación que cada vez se está poniendo más y más fea. Un técnico que no se impone, un vestuario dividido, una defensa que hace aguas y una delantera que no marca…El drama se acerca. Y Lopetegui está contra las cuerdas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad