Vinícius | EFE

Vinícius saca la porquería: las manzanas podridas (y una que huele muy mal)

stop

El delantero brasileño se va de la lengua

08 de noviembre de 2018 (17:30 CET)

Vinícius ha pasado de ser un jugador del Real Madrid Castilla (un equipo que juega en Segunda B) a ser uno de los revulsivos del conjunto blanco. Y es que desde que Julen Lopetegui, que no podía ni ver al brasileño, se marcó por la puerta de atrás, las órdenes de Florentino Pérez a Santiago Solari han sido muy claras: se ha acabado la época del brasileño en la sombra.

Dicho y hecho. Tras su buen partido en Copa ante el Melilla, llegó su primer gol en Liga y ayer su debut en Champions. Y, visto lo visto, parece claro que cada vez va a tener más protagonismo.

De ahí que muchos se pregunten, ¿cómo es que no jugaba hasta ahora? El propio delantero lo sabe, y ha decidido sacar la basura. Y, al hacerlo, ha dejado a tres cracks del Real Madrid en muy mal lugar.

Las manzanas podridas

No son otro que Sergio Ramos, Isco y Marco Asensio. Los tres conforman el núcleo de poder del clan de los españoles en Valdebebas, y eran los que apretaban a Lopetegui para que dejara fuera constantemente a Vinícius de las convocatorias.

Vinícius | EFE

Y tuvieron éxito. Asensio sabía que si el brasileño empezaba a destacar, su rolo como titular indiscutible podría quedar en entredicho. Isco, por su parte, tampoco veía con buenos ojos que la magia y el arte del equipo pasasen a las manos del carioca y no salieran de sus botas.

Pero la manzana podrida que huele realmente mal es la del capitán. Y es que Ramos, que en público seguramente siempre dirá que Vinícius tiene mucho talento y que apunta maneras, ha hecho todo lo posible para que el carioca no tenga ni media posibilidad.

Algo que va en dirección contraria a la voluntad de la junta. Florentino sabía que Lopetegui estaba del lado de Ramos y compañía y, en parte porque ya tenía en mente echarlo, tampoco metió mano en los últimos partidos del vasco en el Bernabéu.

Eso sí, cuando se lo cargó y puso s Solari al frente, le dejó muy claro al argentino que quien manda en el club es él y que se olvide de contentar a Sergio y al resto. Vinícius debe empezar a formar parte de las rotaciones desde ya. Así ha sido, por mucho que les duela a muchos en Valdebebas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad