Sergio Ramos | EFE

Sergio Ramos o Guerra Civil en el Real Madrid: los bandos, las traiciones y las puñaladas

stop

La batalla campal del vestuario va camino de terminar muy mal

08 de noviembre de 2018 (12:06 CET)

Giro inesperado. La situación del Real Madrid ha sufrido un cambio radical en la última semanal. La destitución de Julen Lopetegui y la entrada de Santiago Solari han provocado un punto de inflexión brutal en el equipo.

Y para muestra un botón. Con el vasco en el banquillo los blancos sumaban 20 goles a favor y otros 20 en contra en los 14 partidos disputados hasta su despido. 14 encuentros que se contaban con seis victorias, dos empates y seis derrotas.

Con Solari, los merengues han ganado los tres partidos disputados, sumando 11 goles a favor y sin haber encajado ninguno. El cambio está funcionando.

Pero la llegada del míster no ha traído solo buenas noticias. El ambiente en el vestuario está más  que enrarecido y en los últimos días se ha producido más de un incendio que no pinta que vaya a terminar demasiado bien. Las traiciones y las puñaladas van que vuelan en el conjunto madridista.

Los señalados de Solari

Por un lado está el bando que no quiere a Solari como técnico. Jugadores como Isco Alarcón, Marco Asensio, Luka Modric o Sergio Ramos. Futbolistas que vivían muy bien con Lopetegui, que les protegió desde el primer día, pero que con el argentino han quedado retratados.

Isco Alarcón | EFE

Isco Alarcón sigue desaparecido

Isco, por ejemplo, volvió a ser suplente por segundo partido consecutivo. El que su pareja Sara Sálamo colgara una foto celebrando el Halloween con el crack y el hijo de ambos no gustó un pelo en el club. Aunque el jugador insinúe en su cuenta de Instagram que se tomó la foto en otro momento. Y es que este episodio se suma al mal rendimiento que está ofreciendo este curso.

Todo ello sumado al que el jugador no tiene muy buena fama en el vestuario. Como apuntó Juan Luis Galiacho en un artículo publicado en El Confidencial, varios en el vestuario le consideran un “egoísta” y un “traidor”. “Tiene dobleces como persona”, aseguraba el periodista.

El compañerismo parece que no es una cualidad con la que le definen los que comparten vestuario con él. El jugador piensa más en su figura que en el equipo.

Marco Asensio no despega

Asimismo, Marco Asensio también ha dejado de estar a salvo. El balear tampoco está dando lo que tantas veces se ha esperado de él. Fue titular contra el Valladolid, pero Solari no está para tonterías. El balear no aportó nada contra los vallisoletanos y las consecuencias se vieron contra el Viktoria Plzen. Como Isco, empezó desde el banquillo. Y peor: no disputó ni un minuto.

Al jugador tampoco le ayudan los rumores que apuntan a que lleva una vida bastante movida fuera del Real Madrid. Aseguran algunas voces que le han visto por los locales de moda de la capital. Y en el club lo saben.

Se le acabó el crédito de las contadas actuaciones destacables que ha protagonizado en el Madrid. No puede vivir más de los goles que le marcó al FC Barcelona en la Supercopa de España de hace dos temporadas. O da un paso adelante o está sentenciado. Como a Isco, se le terminó la buena vida que llevaba con Lopetegui.

Vinícius, en el punto de mira de Isco y Asensio

Dos jugadores a los que les están comiendo los celos. Sobre todo de Vinícus, y es que las actuaciones del brasileño no ayudan nada a los dos españoles.

Este miércoles el brasileño revolucionó el partido, mientras que una acción suya desencalló el partido contra el Valladolid. El carioca está dejando retratados a los dos internacionales.

Modric y Navas, en la cuerda floja

Luka Modric y Keylor Navas también están en el saco. Del croata apuntan en Madrid que lo mejor ya se vio. “Ya se  ha ido al Inter”, aseguran muchos en el seno del club. Y es que no se ha sabido más del Modric que brilló en la segunda mitad de la temporada pasada o en el Mundial.

Al centrocampista lo retuvieron en el club cuando el pasado verano los italianos lo tantearon, pensando que todavía le quedaba algún cartucho al de Zadar. Pero nada más lejos de la realidad. Se confirma que a sus 33 años, lo mejor de Modric ya se vio.

Luka Modric champions banquillo

Como de un Keylor al que se le acabó el divertimento de poder jugar la Champions League. Y la orden viene directa desde la cúpula. Florentino hace tiempo que le tiene ganas al tico, que nunca le gustó como portero titular. El costarricense está sentenciado.

Sergio Ramos, cuestionado por el club, el vestuario y la grada

Un bando que completa Sergio Ramos. El de Camas es el capitán y, hoy por hoy, de los defensas más fiables de la plantilla, dada la plaga de lesiones. Pero ojo, porque el andaluz también podría tener los días contados.

Desde la cúpula ya frenaron una sonora pitada contra el de Camas el pasado sábado, pero desde la T4 del Santiago Bernabéu no podrán contener a la afición durante mucho tiempo. Y es que ciomo al resto, a Ramos se le acabaron los privilegios que tenía con Lopetegui. Solari no debe nada a nadie.

Carvajal firma su sentencia

Y cuidado don Dani Carvajal. Las declaraciones del lateral del pasado lunes en las que apuntaba que Lopetegui era el mejor entrenador que había tenido todavía resuenan en la cabeza de Solari. Veremos que ocurre con el lateral cuando regrese de su lesión.

El bando de Solari

Y mientras tanto, Casemiro, Marcelo, Benzema, Vinícius y Gareth Bale defienden al argentino. Los jugadores saben que si algo está claro, es que Solari intentará aguantar en el puesto todo cuanto pueda. Y si para ello tiene que asentir ante las órdenes de Florentino, así será. Y los cracks saben que entre ellas están la de que jueguen Benzema, Vinícius, Bale y compañía. Con Solari tienen el puesto asegurado.

"Solari se tiene que quedar hasta final de temporada", decía Benzema tras el choque contra el Viktoria Plzen, mientras Casemiro se preguntaba "¿Por qué no darle la oportunidad a Solari...?". El lado del que están estos jugadores está más que claro.

Un Casemiro que no perdona a Ramos que no moviera un dedo para evitar la salida de Cristiano Ronaldo. Considera el brasileño que el capitán “mató” a CR7 con Florentino y su ‘amigo’ Lopetegui. Como unos cuantos más en la plantilla, el brasileño le tiene ganas a los españoles.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad