Gareth Bale  | EFE

“¡Te estás riendo del Real Madrid!”. Bale, Modric y Benzema no quieren hablar (o lío. Y muy gordo)

stop

Un crack del vestuario blanco está contra las cuerdas

16 de noviembre de 2018 (09:50 CET)

En el Real Madrid tiene vario frentes abiertos que, por mucho que la llegada de Santiago Solari al banquillo haya provocado muchas alegrías a los blancos, no pueden tapar. Y uno de ellos está directamente relacionado con la llegada precisamente del argentino.

Y ese no es otro que Isco Alarcón. Sí, el que fuera un intocable para Julen Lopetegui no lo es, ni mucho menos, para Solari. De hecho, si uno echa un ojo a los datos se dará cuanta que en todos sus años en el Santiago Bernabéu Isco nunca ha tenido la confianza total de ninguno de sus técnicos.

El lío con Isco

Y no han sido precisamente pocos: Ancelotti, Benítez, Zidane, Lopetegui y Solari. Con todos ellos, Isco tan sólo ha jugado los 90 minutos de un partido en un 24 por ciento de ellos y ha sido sustituido en más de un 65 por ciento.

Isco Alarcón | EFE

Cifras que indican que, literalmente, Alarcón se funde en las segundas partes. Y ahí entra el problema que ahora se está haciendo más que evidente: Isco está muy lejos de la que debería sr su mejor versión. Y no sólo en lo técnico, sino, especialmente, en lo físico.

El malagueño nunca ha sido uno de esos futbolistas que prioricen su físico. Consciente de que tiene calidad de sobras, nunca le ha dado importancia a su estad de forma. Al contrario de jugadores como Cristiano Ronaldo (el ejemplo más evidente de ello) el gimnasio no forma parte del día a día del español.

Cada vez peor

Y ahora, con Solari al mando, se está notando. Mejor dicho, Solari ya no hace la vista gorda como sí que hacía Lopetegui. El argentino no va a permitir que la buena vida y la inmunidad de la que disfrutaba Alarcón continúe.

O bien Isco se pone en forma o va a seguir teniendo el rol muy secundario que tiene ahora. Y es que su forma dista mucho de la aconsejable. Tanto es así que incluso muchos en las redes ya cargan contra él: “¡Te estás riendo del Real Madrid!”.

Un lío muy feo del que pesos pesados como Bale, Modric o Benzema prefieren no hablar, pero que es ya muy difícil taparlo: Isco no está, y ojo que si sigue asé Florentino se lo cargará en verano si llega una oferta más o menos razonable.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad