Sergio Ramos o la bronca más fea: lo que dijo (y a quién se lo dijo)

stop

El capitán le para los pies a un peso pesado de Zidane con una bronca que dejó el vestuario patas arriba

28 de mayo de 2018 (16:00 CET)

Sergio Ramos demostró una vez más porqué tiene siempre el apoyo del vestuario y de la afición. Y es que el central del Real Madrid le pegó una bronca a uno de sus compañeros una vez acabó la final de la Champions League que pasará a la historia.

¿A quién? Pues ni más ni menos que a Cristiano Ronaldo. El portugués, como suele ser habitual en él, quiso tener su cuota de protagonismo. No había hecho nada durante el partido, en el que el delantero apenas tocó balón, y cuando lo tocó no demostré ser el cracks que es.

Y claro, teniendo en cuenta que Ronaldo siempre se preocupa antes por él que por el queipo, soltó una bomba a los periodistas que cambió la cara de todos los presentes: “He sido muy feliz en el Real Madrid. En los próximos días hablaré”, dijo.

La bronca de Sergio Ramos a Cristiano Ronaldo

Unas palabras que eclipsaron la celebración de la Decimotercera en el césped de Kiev y que propiciaron que, al enterarse, Ramos se fuera directo hacia él cuando las cámaras ya no estaban delante para recriminarle su actitud.

De hecho, avisan desde dentro que una de las frases que se escuchó mientras se cambiaban fue “si hubiera marcado, no habría dicho nada”. El caso es que a Sergio no le gustó un pelo que quisiera ser el protagonista más allá del balón.

Y parece que la bronca surgió efecto. Una vez ya cambiado, el portugués suavizó su discurso. Pero el daño ya estaba hecho. Cristiano había conseguido una vez más ser el centro de atención pese a haber pasado completamente desapercibido durante el encuentro.

Florentino tiene un fichaje galáctico para cargarse a Cristiano Ronaldo | EFE

Cristiano Ronaldo vuelve a poner el Real Madrid patas arriba

Algo que no es ninguna novedad, pero que esta vez ha sido motivo de preocupación en el madridismo, que, viendo que su estrella puede irse, reaccionó con gritos de “Cristiano quédate” en la celebración en el Santiago Bernabéu.

Pero lo cierto es que el luso hace ya meses que tiene en menta abandonar la casa blanca. Por un motivo muy sencillo: quiere más dinero. Entiende que el club no le ha ayudado en nada con sus problemas con Hacienda y, por si eso no fuera poco, Florentino Pérez no quiere darle el aumento que pide.

El de Madeira considera que su ficha debería ser, al menos, igual a la que tienen Leo Messi y Neymar en sus respectivos equipos. Se lo ha ganado a pulso. Tiene ya cinco Balones de Oro (y ojo que el año que viene puede caer el sexto) y es el emblema de un Real histórico.

Una demanda que en el vestuario entienden, pero Ramos consideró que no era el momento ni el lugar de soltar la bomba. Eso sí, como bien se sabe, quien no llora no mama. Y Ronaldo llorando es un experto.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad