Sergio Ramos

¡Sergio Ramos amenaza con irse! (y es por esto): la cena secreta de Florentino Pérez

stop

El capitán pone sobre aviso al presidente del Real Madrid

01 de octubre de 2019 (10:03 CET)

Nueva prueba de fuero para el Real Madrid. El rival este martes será el Brujas, en un choque de vital importancia para los de Zinedine Zidane.

Los blancos andan últimos en la clasificación del grupo A, después de perder contra el Paris Saint-Germain en la primera jornada (3-0),  y están obligados a ganar si no quieren quedar descolgados. Un mal resultado podría dejar al equipo merengue a cinco o seis puntos del líder, dependiendo de lo que haga el PSG contra el Galatasaray.

Obligados a ganar

Pero el resultado no será importante solo para la trayectoria del equipo en la máxima competición continental. El inicio del Madrid esta temporada está siendo muy cuestionado. El equipo anda líder en la Liga, lo único que le salva dado el juego mediocre que está ofreciendo el equipo. Y si no vencen en la Champions, la tormenta descargará sobre el Santiago Bernabéu. Zidane, que acumulaba dos victorias consecutivas en la competición local y logró calmar las aguas revueltas, volvió a ser cuestionado tras el empate en el derbi, en el que los blancos jugaron un choque para olvidar, y una derrota hoy le pondría en la picota.

Y ojo, porque Florentino Pérez hace tiempo que tiene cubiertas las espaldas en cuanto al banquillo merengue. El presidente tiene un sustituto a punto.

Florentino Pérez tiene preparado al relevo de Zidane

Hace tiempo que José Mourinho se deja querer por el Madrid. No esconde que estaría encantado de iniciar una segunda etapa en Chamartín. El técnico ya mantuvo conversaciones con la cúpula cuando el club buscaba un relevo para Santiago Solari el curso pasado. Hubo alguna que otra cena entre las partes para acercar posiciones. Y se conoce que en los últimos meses ha rechazado unas cuantas ofertas, entre las que estaban las del PSG y del Bayern de Múnich, a la espera de que se abra la posibilidad de volver al Madrid.

Florentino Pérez y Mourinho | EFE

“No quiero volver al Madrid porque ya tiene entrenador…”, declaró hace unas semanas. Le faltó el: “…. Porque si no iría mañana mismo”.

Un Mourinho al que, sin embargo, los pesos pesados del vestuario no quieren ni ver. No tanto Gareth Bale, que sí vería con buenos ojos su llegada, como Sergio Ramos, Dani Carvajal, Casemiro o Isco. Jugadores que solo con escuchar el nombre del luso ya están llamando a sus agentes para que les busquen una salida del club. El presidente está avisado. Si llegado el momento se carga a Zidane y trae a Mou, la guerra estará servida.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad