Bale| EFE

Más lío con Bale: las últimas 24 horas (y calentitas) en el Real Madrid

stop

La situación con el delantero galés se complica cada vez más

27 de junio de 2019 (11:15 CET)

Gareth Bale se ha convertido en uno de los peores dolores de cabeza de Florentino Pérez en los últimos tiempos. Non tanto para Zinedine Zidane, que ya le ha hecho saber al presidente que no tiene ninguna intención de contar con él de cara a la nueva temporada.

De hecho, el técnico galo ya dejó claro en los últimos partidos de la temporada que Bale no entra en sus planes, por lo que, si por lo que sea se lo encuentra el primer día de la pretemporada, no sería de extrañar que lo mandara al Castilla. Una opción que se insinuó hace unos días desde dentro.

Y es que en el Madrid están haciendo todo lo posible para que Gareth haga las maletas. La presión es más que evidente. Desde la directiva, desde el banquillo e incluso desde el vestuario se le está haciendo saber que no cuenta.

Gareth Bale | EFE

El lío con Gareth Bale

El problema es que en las últimas 24 horas el de Cardiff ha vuelto a mover ficha. Y no precisamente de una forma que beneficie al club blanco. Con tres años más de contrato, el de Cardiff no quiere perder dinero con su marcha.

Es más, ya ha avisado al Madrid a través de su agente que solo se marchará del Bernabéu si su nuevo contrato con su nuevo club es, como mínimo, igual al del actual. Tiene una ficha de 17 millones al año y un contrato que acaba en 2022, y no va a perdonar nada.

Es más, ya ha avisad que no tendría problema alguno en quedarse en Madrid disfrutando del golf y de la buena vida mientras su cuenta corriente sigue creciendo. Una amenaza que no ha gustado nada en la directiva.

Gareth Bale

El problema para Florentino es que los clubes que sí que están dispuestos a pagarle su actual ficha no están dispuestos a pagarle los 120 millones que piden desde Madrid. O pedían.

Ahora ya el precio por Bale ha caído hasta los 80, pero nadie parece estar dispuesto a pagarlos tampoco. Ojo que el lío se está haciendo cada vez más gordo y la situación se está enrocando.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad