Zinedine Zidane | EFE

Marco Asensio, Isco y Sergio Ramos o “Zidane lo quiere en el Real Madrid”. El encargo de última hora a Florentino Pérez

stop

El técnico francés y el crack que le pide al presidente blanco

28 de marzo de 2019 (10:08 CET)

​Zinedine Zidane ha movido ficha. El técnico del Real Madrid sabe ahora que, tras su vuelta, tiene mano en la carpeta de fichajes. Esa fue una de las condiciones que le puso a Florentino Pérez para firmar su regreso, y el presidente aceptó.

Con ello, el galo ya le ha puesto un nombre encima de la mesa al máximo responsable del club. Un nombre que Marco Asensio, Isco, Sergio Ramos y el resto de pesaos pesados conocen. Y les gusta. No es para menos.

Y es que se trata de uno de los mejores centrocampistas del momento: Miralem Pjanic. El bosnio de la Juventus de Turín es ahora una prioridad para Zidane.

El encargo a Florentino Pérez

De hecho, desde dentro no se esconden al asegurar que “Zidane lo quiere en el Real Madrid”. Advierten que, por mucho que la delantera sea la línea que más interesa a la directiva y a la afición de cara a fichajes galácticos, el entrenador quiere reforzar la media con jugadores top.

Entre otras cosas porque el nivel mostrado por Casemiro y Kroos esta temporada está siendo más que bajo. Es más, no sería de extrañar que ambos salieran en verano. Zidane lo sabe, y quiere a Pjanic como su nuevo faro en el Real.

Miralem Pjanic | EFE

Eso sí, por mucho que el juego del de la Juve enamore al técnico galo, no va a ser nada fácil sacar a Miralem de Italia. El centrocampista estaría encantado de recalar en el Madrid, pero la directiva de la Juve ya ha dejado claro que no se sentará a negociar por menos de 100 millones de euros.

Un precio que Zinedine está dispuesto a pagar. Veremos si Florentino acepta la propuesta del galo. Va a ser difícil convencer al presidente, entre otras cosas porque Pjanic no es que sea precisamente un galáctico. El fichaje o no del bosnio revelará si la promesa de Florentino a Zidane de darle el control de los fichajes es una realidad o un brindis al sol.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad