Isco | EFE

Marco Asensio calla el escándalo Isco (y Sara Sálamo): “No me lo creo” (y es verdad)

stop

El malagueño sigue cuestionado en el conjunto blanco

11 de diciembre de 2018 (19:40 CET)

El futuro de Isco se complica en el Real Madrid y ya hay responsables de la delicada situación que vive en el club blanco. El jugador malagueño no ha comenzado la temporada como desearía y, a pesar de que ante el Melilla jugó de titular y marcó dos goles, eso se consideró desde el entorno del jugador como un castigo.

Isco sigue sin la confianza de Solari

Mientras todos los titularísimos estaban descansando de cara al partido de Liga y en un día festivo en el país, el de Arroyo de la Miel tenía que disputar un partido intrascendente de Copa del Rey ante un Segunda B.

Los enfrentamientos y discusiones con el nuevo técnico le están relegando a un segundo plano. Además, su estado físico parece uno de los grandes motivos de que Solari no apueste por él en partidos importantes.

Isco Alarcón | EFE

El malagueño se hace vegano

Y es que, según el periodista Eduardo Inda, “la influencia de su pareja, Sara Sálamo, con la que sale desde hace un año, no le está haciendo ningún bien al internacional español”. E incluso, afirma Inda que “está introduciéndose al veganismo”, motivo por el cuál se vería alterada su dieta. De ahí, que su peso esté en entredicho en los últimos tiempos.

Tiene pocos apoyos en el vestuario

En la plantilla poco a poco se está quedando sin aliados y es que solo Carvajal y Marcelo le defienden capa y espada. En el otro lado, están otros ‘pesos pesados’ de la plantilla que piensan que “Isco está pensando más en otras cosas que no son el fútbol y está tirando su carrera a la basura”, según recoge Ok Diario.

Esta circunstancia salpica también a uno de sus compañeros y que tampoco está pasando por su mejor momento en el club madridista. Marco Asensio conoce las aventuras del andaluz, pero no dice nada: “No me lo creo”, cuentan desde dentro que responde el balear cuando le preguntan por la situación de su amigo.

Isco Alarcón y Marco Asensio | EFE

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad