Santiago Solari | EFE

Solari o broncazo (y gordo). Y no es con Isco, ni Marco Asensio

stop

Un nuevo problema le surge al técnico argentino

11 de diciembre de 2018 (16:17 CET)

Solari tiene un nuevo problema en el vestuario blanco. El técnico argentino lleva algo más de un mes en el banquillo madridista y, a pesar de que los resultados le están sonriendo (ocho triunfos de nueve partidos), con algunos miembros de la plantilla tiene asuntos pendientes.

Isco y Asensio, primeros problemas de Solari

Isco y Asensio son dos jugadores que le están trayendo por la calle de la amargura. Ninguno de los dos es titular y han perdido gran parte de los minutos de los que sí gozaban con Lopetegui.

El malagueño, incluso, llegó a quedarse fuera de la convocatoria debido a un desencuentro entre futbolista y entrenador en presencia de todos sus compañeros. Esto ocurrió en el vestuario de Ipurúa y en Roma vio el partido desde la grada. Su estado físico está en entredicho y no pasa desapercibido para el que manda en la parcela técnica.

Isco Alarcón y Marco Asensio | EFE

El balear sigue siendo un jugador irregular y parece difícil que pueda llegar a conseguir ese status de ‘crack indiscutible’, visto lo visto su rendimiento estas temporadas. Además, su vida social tan ajetreada trae de cabeza a los dirigentes blancos y a Solari.

Vinicius, cansado de ser suplente

Pero, ahora a estos delicados asuntos se le une el de Vinicius. El carioca ha sido uno de los fichajes más mediáticos del Real Madrid, por le futuro que se le presume y por esa gestión de su participación en el primer equipo y en el Castilla.

Con la llegada del argentino, el brasileño dejó el filial para centrarse en el primer equipo. Sin embargo, sus minutos son residuales y, por ejemplo, ante el Huesca con el Real Madrid echado atrás, no tuvo oportunidad.

Estas decisiones están empezando a cansar a un futbolista que considera que sus compañeros no están al nivel adecuado y él podría tener más minutos de los que dispone. Tendrá que tener paciencia, pero en el banquillo del Bernabéu surge un problema: la ‘estrella’ de Florentino se está hartando de ver los partidos desde la banda.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad