Isco | EFE

Isco o “Está en la calle”: la cabeza que rueda en el Real Madrid

stop

Florentino Pérez se carga a un peso pesado

10 de diciembre de 2018 (14:17 CET)

​Isco Alarcón volvió a ver empezar desde el banquillo en el último partido del real Madrid ante el Huesca. Un banquetazo que confirma lo que muchos avisaron antes del duelo copero ante el Melilla: su titularidad era flor de un día.

Y así fue. También Marco Asensio, que partió en el once en el duelo copero, acompañó a su amigo Isco en el banco de Huesca. Los dos aparecieron en la segunda mitad, pero como suele ser habitual, su entrad no es que cambiara precisamente el panorama.

Y es que este Madrid no juega bien. Ni de lejos. Cierto que la llegada de Solari ha frenado la caída libre y sin frenos que estaba sufriendo el equipo en manos de Julen Lopetegui.

La cabeza que rueda en el Real Madrid

Pero de ahí a que el equipo tenga ese punto esperanzador va un trecho. Un trecho muy largo. Y es ahí donde muchos ya apuntan a que el principal responsable de ello, Santiago, “está en la calle”.

Santiago Solari | EFE

Lo cierto es que desde la zona noble del Santiago Bernabéu tiene cada vez más claro que el argentino es un parche. Un parche que debe durar hasta el final de temporada. Eso sí, ojo que como sigan así, los blancos pueden que hagan honor al color de su camiseta y acaben el año con las vitrinas vacías.

Solari no es lo que necesita ahora mismo el Madrid. Como bien sabe Florentino Pérez, este verano será clave para planificar el Real de los próximos años. Y para que eso ocurra, para que los grandes nombres que quiere fichar el presidente, en el banquillo debe estar un técnico de primer nivel.

Los Neymar, Harry Kane, Eden Hazard, Mbappé y compañía ya han avisado que no llegarán al Bernabéu si Solari sigue estando al frente del equipo. Quieren un perfil de míster que esté a la altura, que sepa cómo llevar un vestuario lleno de estrellas, que tenga experiencia engrandes competiciones y, sobretodo, que transmita.

Algo que Solari, por mucho que haya frenado el drama, no hace. Ni de lejos. Florentino se lo cargará al final del año. Está por ver quien llega. Pero seguro que, su relevo, será un entrenador de esos que llenan salas de prensa.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad