Florentino Pérez | EFE

¡Llama a Florentino Pérez! El galáctico (con morbo) que quiere ir al Real Madrid (y en enero)

stop

El crack que se ofrece al equipo blanco para el mercado invernal

17 de noviembre de 2018 (12:13 CET)

Corren malísimos tiempos en el Mónaco. El conjunto del Principado, que hace dos temporadas fue finalista de la Champions League, anda penúltimo con siete puntos en la clasificación de la Ligue 1 y si todo sigue igual se irán directos a la Ligue 2 a final de temporada.

Los responsables del club monegasco ficharon a Thierry Henry como nuevo técnico con la esperanza de que fuera un revulsivo, pero nada más lejos de la realidad. El Mónaco ha encajado dos goleadas en casa (0-4) contra el Brujas y el Paris Saint-Germain y la cosa no puede pintar peor.

Resultado de imagen de henry monaco entrenador

Radamel Falcao busca una salida

De ahí que estrellas como Radamel Falcao quieran salir cuando antes. Su apuesta por un Mónaco que parecía que iba a más ha sido perdedora. Por eso hace días que el delantero busca una salida. Y urgente.

De ahí las informaciones que han surgido en las últimas horas al respecto. Según afirma el diario Marca, el delantero ha sido ofrecido por Jorge Mendes al Real Madrid. Falcao estaría dispuesto a recalar en Chamartín a sabiendas de que su rol tiene muchas posibilidades de ser secundario. Estaría dispuesto a ser el suplente de Karim Benzema.

El Madrid, por su parte, se encuentra en la fase de peinar el mercado, estudiando qué jugadores pueden ser el mejor refuerzo para el equipo.

En el Madrid empieza la revolución

En este sentido, Exequiel Palacios está a la vuelta de la esquina, mientras que los esfuerzos por Mario Hermoso se aceleran. Pero en la casa blanca también necesitan apuntalar el ataque, y Mendes lo sabe.

No obstante, la estrategia de los merengues pasa por incorporar jugadores jóvenes con años de fútbol por delante, no jugadores que ya están de vuelta como es el caso de Falcao. El presidente quiere reforzar el centro del ataque con un jugador con proyección, no con un Radamel en declive. A sus 32 años muchos opinan que ya dio lo mejor sobre el terreno de juego.

Florentino Pérez y compañía todavía no se han pronunciado al respecto. Y es que en Concha Espina barajan otros planes. Las intenciones del Madrid van por otro camino.

Los objetivos del Real Madrid

En el Madrid quieren invertir todos los esfuerzos en un refuerzo de primera línea, no tapar agujeros. En la cúpula blanca siguen muy pendientes de, Harry Kane (Tottenham), Krzysztof Piątek (Genoa), Timo Werner (RB Leipzig) y Mauro Icardi (Inter de Milán).

Posibles fichajes que ya emplazan al próximo verano y que dependerán en gran medida del técnico que aterrice en Chamartín. Por ejemplo, Piątek será el elegido si Joachim Löw es el nuevo técnico. O Harry Kane sería el objetivo si Mauricio Pochettino es el nuevo entrenador. Aunque tampoco descartan en la entidad blanca cerrar alguno en el mercado invernal.

Florentino Pérez intentará un fichaje en enero

En los tres primeros casos el Real no ha perdido la esperanza. El mandatario podría utilizar la baza de la Champions League para convencer a alguno de ellos.

Kane la está disputando, pero está al borde del abismo. Los Suprs van de cabeza directos a la UEFA Europa League si no ocurre una debacle en el Inter o el Barça, sus rivales de grupo. Mientras tanto, para Piątek o Werner fichar por el Madrid sería dar un salto bestial.

Resultado de imagen de piatek efe

La única opción de Falcao

El caso Icardi se presenta algo más complicado. El argentino quiere seguir en el Inter mientras tengan posibilidades de ganar algún título. Y sabe que la oferta del Madrid seguirá ahí.

Así las cosas, si para enero no han logrado su objetivo los responsables del Madrid, valorarían concretar una cesión de Falcao hasta junio. Pero esa es la única opción que se le presenta al sudamericano para vestir de blanco.

Si alguno de los arietes que siguen en los despachos merengues se pone a tiro, la puerta estará cerrada para Falcao.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad