CSKA-Real Madrid | EFE

Florentino Pérez en caliente: ”Llámalo” (y es un galáctico. Y rueda una cabeza en el CSKA-Real Madrid)

stop

El presidente blanco estalla en Rusia

02 de octubre de 2018 (23:00 CET)

El Real Madrid ha perdido contra el CSKA de Moscú (1-0), en el segundo partido de la fase de grupos de la Champions League.  Los de la capital son ahora terceros de grupo, empatados a puntos con la Roma y a uno de los rusos, ahora líder del grupo. Los italianos ganaron al Viktoria Plzen (5-0) y dejan a los blancos en posición de UEFA Europa League.

Julen Lopetegui dispuso un once con jugadores de la segunda unidad en cada línea. Keylor Navas. Como ante la Roma, repitió en la portería. El pacto a tres bandas entre el míster, Navas y Thiabut Courtois de que el tico sea el titular en la Champions League quedó confirmado.

En la defensa Nacho formó en el centro con Raphaël Varane, mientras que Sergio Reguilón debutó con los blancos en la banda izquierda. Dani Ceballos jugó en el centro por delante de Casemiro y junto a Toni Kroos, mientras que en el ataque Lucas Vázquez relevó a Gareth Bale y formó con Karim Benzema y Marco Asensio.

El CSKA noquea al Madrid

Una apuesta que no le salió bien al míster en primera instancia. Dos minutos tardaron los locales en adelantarse en el marcador. Nikola Vrasik aprovechó un error de Toni Kroos para quedarse solo ante Navas y batir al guardameta tico.

CSKA gol

La respuesta del Madrid no se vio hasta bien entrada la primera parte, con un disparo de Casemiro al palo. Pero la ocasión del brasileño dio alas a los blancos, que no dejaron de asediar la portería rival.

El Real Madrid despierta

Primero la tuvo Carvajal, pero Igor Akinfeev atajó el disparo. Después fue Benzema el que se estrelló con el travesaño con un testarazo.

Pero las cosas no le vinieron de cara a LopeteguiCarvajal se lesionó y tuvo que dar entrada a Álvaro Odriozola, otro efectivo de la unidad B.

Las cosas no cambiaron en la segunda parte. Los minutos pasaban y los blancos no encontraban la puerta, mientras los rusos tampoco estaban de brazos cruzados.

Mariano la tuvo en el 89’ con un remate de cabeza al palo. El tercero de la noche. Mientras Varane tuvo otra en el último suspiro. Pero su remate se fue desviado y, después de la expulsión del portero local y cuando ya se cumplía el minuto 8 de tiempo añadido, murió el partido. Con la primera derrota del Real en la Liga de Campeones esta temporada.

Julen Lopetegui, señalado

Julen Lopetegui CSKA

Un resultado inesperado que deja retratado a un Lopetegui que empieza a poner a nervioso a más de uno. Entre ellos a Florentino Pérez. Lo que ocurrió en Moscú este martes hizo estallar al presidente.

Como el mandatario, pocos comprenden todavía que un jugador con el peso de Sergio Ramos se quedara en casa en un partido de Champions League. Da igual que sea el CSKA o el Manchester United. La Champions es la Champions. Hoy no era el día.

Como no lo era plagar el once de suplentes habituales. Un técnico no se la puede jugar así en la máxima competición continental.

Por otro lado, la suplencia de Mariano o el que Vinícius se quedara en el banquillo fue considerado como un desafío a la directiva. Y es que si hoy el Madrid necesitaba algo era gol. Pero no son jugadores que el míster pidiera y lo está trasladando al 'presi' dejando a los fichajes en un segundo plano. Y eso no gusta a los responsables.

 Vinicius| EFE

 

El Madrid busca nuevo inquilino para el banquillo

Tanto es así que en la T4 del Santiago Bernabéu ya están buscando candidatos que puedan relevar a Lopetegui. Y es que el asunto es como un déjà vu de lo que ocurrió con Rafa Benítez. En otras palabras: se busca al nuevo Zidane.

Se teme que para enero las cosas sigan sin funcionar y que se necesite generar ilusión como ocurrió en el 2015, Y, obviamente, la plantilla no se puede cambiar de la noche a la mañana. La solución pasa por un "llámalo" de Florentino.

Mourinho gana enteros

Asimismo, siguiendo esta línea, un nombre empieza a sonar con fuerza en la cúpula blanca: José Mourinho.

Es cuestión de tiempo que el luso salte del banquillo del United y con la contratación del portugués Florentino mataría varios pájaros de un tiro.

Mourinho, solución a gran escala

En primer lugar, es el único técnico que podría meter mano dura y perpetrar la limpieza que necesita el vestuario. Mou no permitiría que el Real estuviera en manos de jugadores como  Ramos, Marcelo, Modric o Benzema, que ya vieron sus mejores días.

Además, lograría ilusionar a la afición, pues el técnico sigue teniendo mucho carisma entre la parroquia merengue. Ya ha ganado con el Madrid y generaría la confianza que no está logrando Lopetegui.

Y, sobre todo, daría una estocada a un Barça que no termina de encontrar el rumbo con Ernesto Valverde. Podría ser el golpe final al equipo catalán y la forma de tener controlados los últimos años de Leo Messi.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad