La traición de Marco Asensio a Florentino Pérez: equipo, contrato y “me voy”

stop

El balear se la juega al presidente y al Real Madrid

08 de febrero de 2018 (09:50 CET)

Decidido. Hace meses que Marco Asensio tiene en mente abandonar el Real Madrid a final de temporada. El futbolista está cansado de no tener las oportunidades que cree que merece en el equipo blanco.

El media punta esperaba convertirse en una pieza clave durante este curso. El año pasado se salió en la unidad B, artífice del doblete ganado por los de Zinedine Zidane y que no se veía en el Santiago Bernabéu desde 1958.

De hecho, la temporada no pudo empezar mejor para el mallorquín: protagonista en los dos choques contra el FC Barcelona de la Supercopa de España con un golazo en cada partido. Una presencia en el equipo que se alargó mientras Cristiano Ronaldo cumplía su sanción por empujar al árbitro en el encuentro de ida.

Cristiano Ronaldo manda a Marco Asensio al banquillo

Pero volvió el luso y Asensio regresó al banquillo, donde en los últimos meses ha pasado más tiempo. Y sabe que si Zidane sigue el próximo año su sitio seguirá estando fuera del terreno de juego.

Una situación que llevó a Marco a descolgar el teléfono a algún grande de Europa que quería hacerse con sus servicios. Liverpool y Chelsea fueron los que más insistieron. Los reds le querían como recambio de Phillippe Coutinho, mientras los blues ya piensan en la posible salida de Eden Hazard al Madrid si sigue Zizou el próximo curso.

Unas propuestas que el mallorquín no miraba con malos ojos. Tanto es así que ya avisó a los responsables con un “me voy” si la situación no cambiaba antes del final de la temporada.

Florentino Pérez interviene

Pero Florentino Pérez le paró los pies. El presidente le aseguró que la próxima será su temporada y le confesó que si juega la BBC es para venderla a partir del 30 de junio. Es lo que el Real necesita para traer nuevos jugadores y renovar el equipo, así como para sacar por sus traspasos cantidades lo más cercanas posibles a las pretensiones del mandatario.

Una intervención que ha llevado a Marco a poner en stand by cualquier operación. El centrocampista esperará. Eso sí, no lo hará eternamente. Si todo sigue igual en junio, saldrá en globo del Bernabéu