eymar  | EFE

Incendio Neymar (y Florentino Pérez está detrás)

stop

El delantero brasileño la lía tras la derrota en Anfield

19 de septiembre de 2018 (12:37 CET)

La Champions League arrancó ayer con uno de los mejores partidos que se podían esperar de la fase de grupos. Y, como era de esperar, no defraudó. El Liverpool-PSG jugado en Anfield fue un partido de esos que dan brillo a la competición europea.

Eso sí, no fue un buen día para Neymar. Ni a nivel individual ni a nivel colectivo. El conjunto francés logró el empate a dos a diez minutos del final, pero Firmino sentenció al PSG con un golazo en el descuento.

Un jarro de agua fría para los de Tuchel que han arrancado el curso en Europa con una derrota que, como no podía ser de otra forma, ya ha tenido consecuencias. Y es que el incendio que provocó Ney al final del partido fue de los gordos.

Neymar la lía

El brasileño se mostró más que enfadado por el tropiezo de su equipo en Inglaterra. Si bien es cierto que Anfield no era precisamente un campo fácil, el carioca tiene en mente ir a por todas este año, y la Champions es su obsesión.

Sabe que la liga francesa está más que ganada y lo que busca es brillar en la competición continental. Pero, tras el desastre ante el Liverpool, el mensaje que mandó a los suyos fue más que claro: quiere irse, y cuanto antes.

Si bien es cierto que la fase de grupos no ha hecho más que empezar y la situación puede cambiar, el delantero ve al PSG como un equipo perdedor y que no está capacitado para dar el salto y colarse entre los más grandes de Europa. Mucho nombre y poco fútbol.

Neymar | EFE

Florentino Pérez está frotándose las manos

Una derrota y enfado de Neymar que le viene de maravilla a Florentino Pérez. Y es que el presidente del Real Madrid sabe que, cuento pero le vaya al brasileño en París, más fácil será que Nasser Al-Khelaïfi le abra las puertas.

El pasado verano ya intentó su marcha, pero el propietario del conjunto galo se negó. Neymar, viendo que no tenía otra salida, aceptó quedarse un año más siempre marcando como objetico número uno la Champions. Si no la ganan, se irá.

Y Florentino lo sabe. Y se está frotando las manos. De momento es solo una derrota y en el campo más complicado para el PSG, pero Neymar ya ha dejado claro que, a no ser que la situación de un giro radical, el próximo verano hará las maletas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad