Josep Maria Bartomeu y Florentino Pérez | EFE

Florentino Pérez paga la cláusula. Y se lo quita al Barça (y a Messi). Y liquida a un titular del Real Madrid

stop

El presidente del Real Madrid se la juega al eterno rival

27 de diciembre de 2018 (12:08 CET)

​Florentino Pérez lo tiene muy claro: si ve una oportunidad de mercado, se va a lanzar a por ella. Y eso es lo que ha visto en Júnior Firpo, el lateral izquierdo que está despuntando en el Betis.

Cuentan desde el club blanco que Florentino no quiere entrar en negociaciones con el club andaluz y quiere hacer lo que hizo en su día con Sergio Ramos o con tantos otros: pagar la cláusula de rescisión y llevárselo sin problemas.

Resultado de imagen de junior firpo transfermarkt

Una cláusula que se eleva hasta los 50 millones de euros. En Sevilla ya vieron el pasado verano que Júnior iba a despuntar y lo ‘blindaron’. Un blindaje que Pérez está dispuesto a romper a base de talonario y, de paso, quitárselo al Barça de Leo Messi, que ya estaba peinando el mercado en busca de un lateral izquierdo para poner en aprietos a Jordi Alba.

Florentino se carga a Marcelo

Es más, cuentan desde el Bernabéu que la cúpula ve la llegada de Firpo como prioritaria. Entre otras cosas porque Marcelo ya no cuenta con el apoyo ni de Florentino ni de Solari que, cuentan, está encantado con el rendimiento de Reguilón.

Un Marcelo que en pocos meses cumplirá 31 años y que el próximo verano hará las maletas y se marchará. Al menos eso es lo que desea que ocurra Pérez y los suyos. Quieren que el carioca y su alta ficha se marchen cuanto antes para poder hacer hueco a un Júnior que tiene a la secretaría técnica enamorada.

Marcelo | EFE

Entre otras cosas porque los blancos no son los únicos que están detrás del lateral. Grandes clubes como el Arsenal o el Manchester City también están detrás del defensa, y cuentan desde su entorno que no dejará el Betis, donde es titular indiscutible, para irse a un equipo a ser suplente.

Júnior espera la llamada de Florentino, pero no va a fichar por el Real a no ser que se le asegure que Marcelo se irá, como mínimo, al banquillo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad