Florentino Pérez|EFE

Florentino Pérez o “Este tío está en la calle”: lío en las últimas 24 horas en el Real Madrid (y no es por Isco)

stop

Santiago Solari sentencia a un peso muy pesado

19 de enero de 2019 (19:47 CET)

De nuevo al banquillo. Isco Alarcón volvió a ser suplente en el partido contra el Sevilla. Que el andaluz se quede fuera de los planes de Santiago Solari ya no es noticia.

Ya van 17 partidos con el técnico argentino al frente del equipo, en los que Isco solo ha sido titular en tres. Así, con el de este sábado, Alarcón ha salido desde la banda en ocho ocasiones, se quedó sin jugar en cuatro y en otros dos directamente ni entró en la convocatoria.

Pero el de Arroyo de la Miel no está solo en la lista de damnificados por la mala temporada que está firmando el equipo blanco.

Marcelo, al pozo con Isco

El lateral brasileño Marcelo es el otro gran señalado por Solari. Cuando no ha estado lesionado ha demostrado un nivel muy lejano a lo que nos tiene acostumbrados.

Una opinión que comparten la grada del Madrid. Así, por ejemplo, se pudo ver en el partido contra la Real Sociedad. La pitada que se llevó el carioca cuando fue sustituido todavía resuena en el Santiago Bernabéu.

Solari castiga a Marcelo

De hecho, tras aquel partido, el técnico lo dejó fuera de la convocatoria en el siguiente, en la ida de los octavos de final de la Copa del Rey contra el Leganés. Contra el Real Betis se lo llevó con el equipo, pero no le dio ni un minuto.

Marcelo  | EFE

Este miércoles Solari le devolvió la titularidad a Marcelo, pero lo situó como media punta izquierdo, liberándolo de tareas defensivas. La faena sucia sería cosa de Reguilón. Pero tampoco dio la talla. Y al madridismo se le termina la paciencia. Al menos la del míster ya se agotó. Contra el Sevilla lo dejó en el banquillo.

Sin embargo, lo peor para Marcelo no es quedarse fuera del once titular. Lo peor es que Reguilón no lo está haciendo del todo mal. “Este tío está en la calle”, señalan en Chamartín. Y es que la situación no dista mucho de ser el inicio del declive del carioca.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad