Julen Lopetegui | EFE

Florentino Pérez echa a Lopetegui en el Clásico: nuevo técnico (y será presentado en 48 horas)

stop

El equipo blanco cae humillado en el Camp Nou (5-1)

28 de octubre de 2018 (18:06 CET)

Está fuera. El FC Barcelona humilló al Real Madrid de Julen Lopetegui con una goleada histórica en el Camp Nou (5-1), en la décima jornada de Liga. Un resultado que deja el cuello de Julen Lopetegui colgando de un hilo.

Clasico Camp Nou 2018

Ernesto Valverde salió con el once gala, con Rafinha a falta de Leo Messi. El Txingurri optó por el mismo once del que tiró contra el Inter de Milán el pasado miércoles.

Leo MEssi clasico 2018

Por su parte, Julen Lopeteguoptó por un 4-4-2 con Isco como media punta. Marco Asensio fue el sacrificado.

Julen Lopetegui Isco

El Barça hizo una declaración de intenciones en los primeros minutos. Los de Ernesto Valverde se hicieron con el balón mientras el Madrid esperaba atrás, incapaz de enlazar pases en la construcción. No fue hasta el minuto 8 que los blancos no lograron acercarse a la portería culé. Karim Benzema la envió a las nubes.

La respuesta no tardó en llegar y lo hizo en forma de gol. Phillippe Coutinho anotó a placer después de un pase de la muerte de Jordi Alba.

Phillippe Coutiho clasico

Los culés siguieron dominando el partido con algún chute tímido y lejano de los blancos. Bale y Marcelo lo probaron con dos chutes desganados.

En el 29’ saltó la polémica. El colegiado no pitó un penalti a Luis Suárez en primera instancia y no fue hasta que consultó el VAR para señalar la pena máxima. El uruguayo transformó desde los 11 metros la primera intervención del VAR en un Clásico.

Gerard Pique clasico

Con el 2-0 en el marcador y el Madrid sin levantar cabeza ni poder de reacción, los catalanes se relajaron y bajaron el ritmo del partido, pero sin dejar respirar a los blancos, que esperaban ansiosos el descanso.

La última de la primera parte la tuvo Suárez en un contraataque, pero se equivocó en el intento de vaselina.

En el segundo tiempo Lopetegui sentó a Varane, presuntamente lesionado, y dio entrada a Lucas Vázquez, que se situó en el lateral derecho, pasando Nacho a centro de la zaga.

A los cinco minutos el Madrid se metió en el partido gracias a un gol afortunado de Marcelo. El tanto abrió un nuevo escenario.

Marcelo clasico

Cinco minutos después era Modric el que ponía al Barça contra las cuerdas con un disparo al palo. Pero poco a poco los culés fueron recuperando el control del partido mientras el Madrid se iba diluyendo.

Como contra el Inter de Milán, en el 69’ Nelson Semedo entró por Rafinha y Sergi Roberto se sumo al centro del campo. Cuatro minutos después el sustituido fue Coutinho, que dejó su sitio a Dembélé.

Un Dembélé que fue clave para el 3-1 de Suárez. El galo aprovechó el espacio que dejaba el Real atrás para comandar un contraataque que hundió a los blancos.

Julen reaccionó metiendo a Asensio por Bale, y Mariano por Marcelo, que se rompió. Pero no sirvió de nada. Luis Suárez puso el cuarto para cambiar la palabra goleada por humillación. El uruguayo, del que muchos rajaron a principios de temporada, firmó un hat trick, cogiendo las riendas del equipo cuando no estuvo Messi.

Para más inri, el cuestionado Arturo Vidal, que entró por Arthur en el 84’, cerró la manita. Y los minutos siguientes fueron un correcalles que podría haber acabado aun peor. El Madrid arriesgo y se llevó un buen golpe.

El Barça sumó así tres puntos más para colocarse líder de la tabla, mientras el Madrid se queda noveno a siete puntos de los catalanes.

Lopetegui tiene las horas contadas

Un Madrid que volvió a dar otra imagen de lo más triste. El equipo blanco se vo superado durante todo el partido. Los culés, que cabe recordar que estaban sin Messi, les pasaron por encima de principio a fin. Y sin demasiado esfuerzo. Sobre todo en la primera parte. De los peores 45 minutos que se le han visto esta temporada.

El primer clásico de la temporada dejó muy claro donde están cada uno de los equipos. Y el Madrid está en las tinieblas. Se vio claro que el proyecto de Lopetegui no va a ningún sitio. Y Florentino Pérez está harto.  El ‘presi’ se lo quiere cargar. Tiene decidido que los días del vasco están contados. Se avecinan cambios en Chamartín.

La derrota en el Camp Nou deja tres escenarios posibles. El primero tiene a Sergio Ramos como protagonista. Al capitán y al clan de los españoles que en su día apoyaron el fichaje del vasco para el banquillo merengue.

Ramos y compañía presionan para salvar a Lopetegui

Si por el de Camas y compañía fuera, Julen seguiría adelante en su puesto, al menos hasta final de temporada. RamosAsensio, Isco y el resto saben que con ningún otro técnico vivirán mejor en la capital.  

Un escenario que Florentino podría tener en cuenta. El presidente podría optar por no volarlo todo por los aires y darle otro crédito al míster hasta el Mundial de Clubes. Entonces, a las puertas del mercado invernal, será un buen momento para efectuar cambios. Por lo menos para sobrevivir hasta final de temporada.

Pero la salida del técnico es un tema que tiene sobre la mesa Florentino. Al presidente ya se le vio consultando el móvil en los últimos minutos del partido. Está decidido a cargárselo. "Espero seguir respirando tras el clásico", dijo en la rueda de prensa previa. Lo hará, sí, pero todo apunta que lo seguirá haciendo fuera del Bernabéu. La destitución es inminente. Un despido que presenta otras posibilidades. 

La opción del técnico interino

Una de ellas pasa por poner un técnico de perfil bajo hasta final de temporada. Un entrenador como Santiago Solari, ahora en las categorías inferiores blancas, o como Michael Laudrup, que se conoce que se ha ofrecido al Madrid en más de una ocasión.

Con él aguantaría hasta final de curso, momento en el que ya tendrña tiempo de valorar si el técnico que quiere es José Mourinho, Joachim Löw, Jürgen Klopp, Roberto Martínez  u otro técnico de primer nivel.

El presidente optaría así por un técnico interino hasta junio, en una opción que tampoco desagrada a los pesos pesados del equipo. Al menos no sufrirían la mano dura que tendrán que soportar si se da el tercer escenario. El que gusta a Florentino

Conte, el técnico que quiere Florentino

 Antonio Conte | EFE

El presidente quiere la incorporación de un técnico de peso desde ya. Un entrenador que sería Antonio Conte, con el que empezaría la revolución del Madrid. Si Florentino decide no esperar, el nuevo preparador sería presentado en los próximos días.lunes o martes a mucho tardar.

Un míster con el que Sergio Ramos sabe que tendría los días contados. Y es que Conte sí vendría a hacer limpieza. Y el italiano no está casado con nadie. No le debe nada a ningún futbolista de la plantilla como sí Lopetegui a los que pusieron la mano en el fuego por él.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad