“Es independentista, como Piqué”. Florentino Pérez se carga un fichaje galáctico en el Real Madrid

stop

Uno de los candidatos al banquillo blanco es descartado por su relación con el independentismo

Florentino Pérez Piqué| EFE

06 de noviembre de 2018 (12:15 CET)

Florentino Pérez hace limpia. El amplio abanico de candidatos al banquillo del Real Madrid que maneja el presidente ha sufrido un nuevo recorte. Roberto Martínez, actual seleccionador de Bélgica, parece haber quedado casi descartado como sustituto de Solari.

Roberto Marínez

El motivo no se lo esperaba nadie. Una supuesta relación con una campaña electoral a favor de fuerzas independentistas le habría descartado para sentarse en el banquillo del Santiago Bernabéu.

Cuando la noticia llegó a las redes sociales, fueron varios los madridistas que le criticaron por su supuesto vínculo con el Procés. Incluso se llegó a leer: “Es independentista, como Piqué”.

Martínez era el mejor situado

Bob Martínez ha sonado como uno de los futuribles al banquillo blanco tras la destitución de Julen Lopetegui. El seleccionador belga ha logrado muy buenos en los últimos años terminando tercero en Mundial de Rusia. Además de haberse ganado el respeto de la Premier League tras varias temporadas en Swansea, Wigan y, especialmente, Everton.

Pese a ser uno de los candidatos más preparados para el puesto, hay un aspecto que inquieta a Florentino Pérez. Y tiene que ver con sus actuaciones fuera de los terrenos de juego.

Roberto Martínez fue uno de los deportistas que apoyaron a la plataforma independentista Guanyarem en septiembre de 2015. Dicha plataforma, a la que también estuvieron adheridos reconocidos independentistas como Ana Tarrés o Pep Guardiola y jugadores favorables al Referéndum como Xavi Hernández o Gerard Piqué.

El técnico catalán de la selección belga solicitó a través de un vídeo el derecho de Cataluña a competir en competiciones deportivas internacionales sin contar con España.

Ambigüedad respecto al Procés

Muchos deportistas se quejaron porque la plataforma usó su imagen para transmitir un mensaje totalmente opuesto a su ideología. Alex Corretja, Gervasio Deferr, Raúl Tamudo, Sergio García o Marc Coma fueron algunos de los que mostraron su descontento públicamente porque no se adherían al mensaje que Guanyarem había transmitido a la sociedad. Y Bob Martínez no estuvo entre ellos.

Así las cosas en el Real Madrid. La directiva le veía como uno de los favoritos para dirigir al conjunto blanco, pero esta situación parece que lo ha cambiado todo. LA ambigüedad en el tema independentista ha jugado en su contra. Y los blancos no van a arriesgarse a poner a un supuesto independentista al frente del banquillo del primer equipo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad