Xavi Hernández tampoco cuenta con Riqui Puig y le enseña la puerta de salida

La suerte de Riqui Puig no ha cambiado con Xavi, y deberá de abandonar el Barça en enero

Riqui Puig
Riqui Puig

Riqui Puig parecía ser uno de los grandes beneficiados por la destitución de Ronald Koeman. El neerlandés le puso la cruz nada más llegar, y le hizo saber que, bajo sus órdenes, no iba a disponer de minutos. Así que le recomendó marcharse del Barça, algo a lo que el centrocampista de 22 años no hizo caso. Y eso que le trató muy mal, pues le señaló públicamente, y, delante de todos sus compañeros, le acusó de ser un filtrador de noticias.

El de Matadepera era suplente habitual, y una de las últimas opciones para el ya ex técnico culé. La pasada temporada jugó muy poco, y en ésta, estaba contando todavía menos, tras las irrupciones de Nico González y Pablo Paéz ‘Gavi’. Por esa razón, había cambiado de opinión, y parecía estar convencido de que lo mejor para su progresión era irse en el mercado invernal. Así se lo había comunicado a Joan Laporta, que no se iba a interponer en su deseo.

Pero todo cambió tras la marcha del ex de Benfica, Valencia, Southampton o Everton, y la contratación de Xavi Hernández. El internacional español sub 21 veía una oportunidad de poder cumplir su sueño, que es triunfar en el Camp Nou. El que fuera campeón del Mundial de Sudáfrica y de dos Eurocopas aseguró que iba a apostar por un futbol basado en la posesión, y que iba a confiar en los jóvenes que salían de La Masía. Y ha cumplido su palabra.

No obstante, Riqui no ha estado en sus planes. Es cierto que solo llevan dos encuentros, pero tan solo ha estado sobre el césped en 12 minutos, y parece complicado que vaya a poder hacerse un hueco. Sobretodo, teniendo en cuenta que pronto regresará Pedri González, que se espera que tenga un papel clave.

Puig está sentenciado a hacer las maletas.

Xavi le recomienda una cesión

Xavi, que conoce al canterano desde que era un crío, valora su visión de juego, su calidad técnica y su gran habilidad para romper líneas de presión. Su problema es que, físicamente hablando, no está preparado para el más alto nivel, pues es muy endeble.

Fotografía: Xavi Hernández tampoco cuenta con Riqui Puig y le enseña la puerta de salida

Por ese motivo, le ha recomendado dejar el Barça, e irse cedido a un club donde pueda ganar ritmo competitivo, experiencia, y sobretodo, musculatura.

El Real Betis Balompié o el Celta de Vigo son dos de los interesados.