Sergio Ramos rompe relaciones con Hazard

El capitán de Real Madrid Sergio Ramos se las tiene con el belga Hazard y la cosa acaba peor que mal

Eden Hazard
Eden Hazard

Eden Hazard protagonizó un episodio esta semana que no gustó nada en el seno del vestuario del Real Madrid. El delantero belga se marchó de la Ciudad Deportiva de Valdevebas en la media parte del amistoso que disputaron los de Zinedine Zidane contra el Getafe. Un episodio que ha sido considerado como una falta de respeto por los pesos pesados liderados por un Sergio Ramos al que ya se le ha terminado la paciencia con el belga. La relación entre ambos está rota.

Hazard no empezó con buen pie la pasada temporada. El curso fue para olvidar. Cuando llegó al Real Madrid el pasado verano, lo hizo en un estado de forma muy cuestionable. Hubo algún diario de orientación madridista que incluso el cambió el cuerpo en una de sus portadas, pues el volumen del abdomen del belga no pasaba desapercibido.

Fotografía: Sergio Ramos rompe relaciones con Hazard

Profunda decepción

Un estado de forma que repercutió en las numerosas lesiones que fue acumulando a lo largo de la temporada. En la fase de preparación ya sufrió la primera. Y a final, Hazard solo pudo disputar 22 partidos, en los que solo sumó un gol y siete asistencias. Nada que ver con lo que se esperaba de un jugador que costó más de 100 millones de euros y que era el primer fichaje galáctico de Florentino Pérez en varios años.

Un panorama que muchos temen que vuelva a repetirse esta temporada. Eden sigue sin estar en forma. Las imágenes que circulan del crack por la red así lo corroboran.

Fotografía: Sergio Ramos rompe relaciones con Hazard

Tensión en el vestuario

El sobre peso sigue estando presente. Y el que se marchara en la media parte del amistoso contra el Getafe ha terminado de encender los ánimos.

Ramos le dio un toque de atención esta semana. Por lo del amistoso y por su estado de forma, que no demuestra en absoluto que esté comprometido con el equipo. No son actitudes propias de un jugador que debe ser uno de los líderes del equipo.

Pero lejos de llegar al consenso, la conversación no terminó nada bien, y actualmente el ex del Chelsea no se habla con Sergio Ramos. La tensión con el delantero se puede cortar en el club de la capital. En las manos del belga está recuperar la confianza de sus compañeros y la de los responsables.

Publicidad