Sergio Ramos monta una rebelión para evitar que Florentino Pérez cierre el fichaje. Impacto en el Real Madrid

El capitán del Real Madrid Sergio Ramos mueve ficha con una amenaza a Florentino Pérez

Sergio Ramos y Florentino Pérez
Sergio Ramos y Florentino Pérez

Hace ya varias temporadas que Sergio Ramos se ha convertido en la referencia en el vestuario blanco. El capitán no es tan sólo un líder en el terreno de juego, donde ha demostrado siempre que se deja la piel defendiendo los colores del Real, sino también fuera, donde ha dado un paso al frente en muchas ocasiones.

Movimientos que en algún caso le han causado algún problema con la directiva. Es más, actualmente la continuidad de Sergio Ramos en el Madrid sigue siendo una incógnita teniendo en cuenta que las posturas entre el de Camas y el club de cara a una posible renovación no ha variado.

Negociaciones en las que el defensa y el presidente han tenido varias conversaciones. Y en una de las últimas ha sido el capitán el que le ha dejado muy claro al Pérez que ni él ni el vestuario quiere saber nada de un fichaje del que cada vez se habla más en el entorno blanco.

Sergio Ramos cierra la puerta a Cristiano Ronaldo

No es otro que el de Cristiano Ronaldo. Los motivos del ‘no’ de Ramos a la vuelta de Cristiano son varios. Por un lado, y quizás el más obvio, el capitán y el resto de la plantilla no entenderían que el club recuperara a CR7 con todo lo que económicamente eso implica a la vez que se les está exigiendo una reducción en sus nóminas. 

Por otro, y quizás es el que más peso tiene en Valdebebas, es por que tanto Sergio Ramos como Modric, Kroos y compañía saben que el regreso de Ronaldo implicaría el regreso de la tensión en un vestuario que vive plácidamente desde que el luso se marchó a la Juventus de Turín.

Cristiano Ronaldo
Cristiano Ronaldo

Ramos es ahora el ‘capo’ en el Valdebebas y sabe que Cristiano, por muy crac que sea en el terreno de juego, acaba provocando nervios, tensiones, enfrentamientos y líos de puertas hacia dentro. Sin el luso, la complicidad en el vestuario ha mejorado con un Zidane que, además, se siente mejor con hombres fuertes como Modric, Sergio Ramos, Courtois o Kroos a su lado que con el de Madeira.

Sergio sabe que es muy difícil, entre otras cosas porque CR7 no es una prioridad para Pérez, que Cristiano vuelva. Sin embargo, la amenaza de una rebelión interna si el regreso se consuma ya está encima de la mesa.