Sergio Ramos encuentra al chivato que le cuenta a Florentino Pérez lo que pasa en el vestuario del Real Madrid

El capitán del Real Madrid Sergio Ramos ya sabe quien es el jugador que filtra ciertas informaciones a la directiva blanca

Sergio Ramos y Florentino Pérez
Sergio Ramos y Florentino Pérez

Sergio Ramos es uno de los veteranos en el vestuario del Real Madrid. Un jugador que, mas allá de su edad, lleva muchas temporada en el club blanco y ya conoce perfectamente el entorno del Madrid así cómo las dinámicas internas.

Como capitán que es, tiene controlado al vestuario, y sabe perfectamente qué es lo que ocurre de puertas hacia dentro en Valdebebas. En este sentido, y más desde la llegada de Zinedine Zidane, un técnico que siempre ha apostato por blindarse con los suyos, el vestuario del Madrid vive un momento de tranquilidad mas allá de casos esporádicos como las continuas lesiones de Hazard o los malos momentos deportivos por los que pasan algunos jugadores.

Sergio Ramos y el chivato de Florentino Pérez

Sin embargo, a Sergio Ramos, Zidane, Modric, Kroos y compañía no les gusta precisamente que lo que ocurra a nivel interno acabe llegando a la directiva. Y más en un club tan presidencialista como es el Madrid, donde Florentino Pérez tiene el control absoluto de todo.

Es por eso que, viendo que algunos detalles de la convivencia han llegado en los últimos meses al palco, Ramos ha movido hilos para encontrar al ‘chivato’ del presidente en Valdebebas.

Vinícius
Vinícius

Y ese no es otro que Vinícius, un fichaje de esos cien por cien Florentino, que nunca ha acabado de encajar ni en el campo ni fuera de él, que no goza del beneplácito de los pesos pesados y que parece ser que es el ‘espía’ del presidente en el vestuario.

Sergio Ramos, que por mucho que se lleve más que bien con su presidente sabe que está librando ahora una batalla con él por su renovación, no quiere que se filtren más cosas de abajo a arriba, de ahí que le haya dejado claro al delantero carioca que lo primero es el vestuario, hace equipo, hacer piña y más en una temporada complicada con el que se presupone que será un verano movido por delante.