Mbappé tiene una nueva novia inesperada: ni Real Madrid, ni Barça

Kylian Mbappé
Kylian Mbappé

La carrera por hacerse con los servicios de Kylian Mbappé está en marcha. Las próximas semanas/meses serán decisivas en el futuro del crack francés. Y los movimientos que realice cada club serán claves en sus posibilidades para llevarse al considerado como futuro Balón de Oro.

El Paris Saint-Germain, por su parte, ya está moviendo hilos para renovarlo. Llevan semanas trabajando en ello. Y lo que le ofrecen está al alcance de muy pocos clubes. Sobre todo si, además, estos tuvieran que pagar un traspaso.

Kylian Mbappé
Kylian Mbappé

Mbappé depende del futuro de Messi

Pero en la capital francesa mantienen sus intenciones de contratar a Messi. Y ello deja muy abierta la posibilidad de que tengan que darle salida a Mbappé. No habrá pan para todos. Y si lo hubiera, la masa salarial superaría lo permitido por la UEFA. Y ello tiene a varios grandes al acecho. Porque si algo está claro es que, si Mbappé no renueva, los galos no se la jugarán a que pueda salir gratis en verano de 2022.

 

Uno de los que más atención tiene en el extremo galo es el Real Madrid. Es el favorito en la lista de fichajes de Florentino Pérez. Y un sueño para Zinedine Zidane, que completaría un tridente con sus otros dos protegidos, Karim Benzema y Eden Hazard. Si las lesiones se lo permiten a este último, claro.

Mbappé tiene un nuevo pretendiente

Pero los blancos no son los únicos pretendientes del galo. El Liverpool también se ha mostrado interesado. Tal y como recogíamos recientemente en Diario Gol, los red se preparan para poner una importante oferta sobre la mesa. Y también forma parte de los planes deportivos de más de un precandidato a las elecciones del Barça. Y también ha sonado en el Bayern de Múnich, en la Juventus de Turín y en el Manchester City. Y le acaba de salir una nueva novia.

Según señala The Sun, Mbappé también está en la lista de pretendidos del Manchester United. Y en Old Trafford se habla de cantidades que oscilan entre los 120 y los 140 millones de euros. Un nuevo rival que, en caso de que Mbappé apunte a la rampa de salida, no hará más que aumentar su precio final de traspaso. Y de sueldo.