Florentino Pérez soluciona el peor error de Zidane: vuelve al Real Madrid

El presidente del Real Madrid Florentino Pérez prepara la vuelta de un descarte del técnico francés

Zinedine Zidane y Florentino Pérez
Zinedine Zidane y Florentino Pérez

Florentino Pérez siempre ha demostrado que ha confiado en Zinedine Zidane. Para lo bueno y para lo malo, el míster francés ha contado en la gran mayoría de ocasiones con el apoyo de un presidente que, con otros técnicos, no ha tenido la paciencia ni la distancia que ha mantenido con ZZ.

Una confianza en el galo que ha provocado en algunas ocasiones que Florentino Pérez, en contra de lo que él consideraba acertado, haya aceptado algunas decisiones del entrenador en lo referente a planificación deportiva que a la larga han demostrado ser erróneas.

El fichaje de Eden Hazard es seguramente el mejor ejemplo, tanto por lo dramático que está siendo el paso del belga por el Madrid como por la importancia económica que tuvo en su día su fichaje.

Florentino Pérez y la vuelta de Achraf

Pero ojo porque también ha habido jugadores de un perfil más bajo que han salido  recientemente del Real Madrid en contra de la voluntad de Florentino por orden de Zidane y que, lejos del Bernabéu, han demostrado ser jugadores muy válidos.

Uno de ellos es el lateral derecho Achraf, un jugador que no entró en los planes de Zidane el pasado verano y que el Real vendió con un derecho de tanteo para el futuro.

Viendo las lesiones de Carvajal, que Odriozola no gusta a ZZ y, sobre todo, que Lucas Vázquez está más cerca de salir en verano que de renovar, no son pocos en el Madrid los que apuntan que el presidente ya trabaja en la vuelta del marroquí al Real.

Un Achraf que ha encontrado en el Inter de Milán de Antonio Conte la confianza que Zidane no le daba. Tubo también un buen papel en el Borussia de Dortmund, pero ZZ dejó muy claro el verano pasado que no quería saber nada de él.

Ahora, Florentino tiene en mente, dependiendo de lo que acabe pasando con Lucas y de la continuidad o no de Odriozola en el Bernabéu, recuperarlo y enmendar así uno de los peores errores, visto lo visto, que ha cometido Zidane en los últimos años.