Leo Messi | EFE

“Tú tienes la culpa”. Show de Messi en el descanso (o así remontó el Barça a la Real Sociedad)

stop

El argentino da un golpe en la mesa en Anoeta

15 de septiembre de 2018 (18:22 CET)

El FC Barcelona superó a la Real Sociedad por un resultado muy ajustado (1-2) que le mantiene como líder de LaLiga, a la espera de  lo que haga el Real Madrid en San Mamés contra el Athletic Club.

Ernesto Valverde saco un once lleno de sorpresas. Marc-André ter Setegen repitió en la alineación inicial junto al tridente formado por Ousmane Dembélé, Luis Suárez y Leo Messi, pero la medular y la defensa tuvo cambios significativos que dejaron alucinados a la mayoría.

Nelson Semedo jugó por la derecha de la zaga, acompañado por Gerard Piqué, Samuel Umtiti y Jordi Alba, sustituyendo a un Sergi Roberto que este sábado empezó en el centro del campo. Junto a él, Rafinha ocupó la otra posición de interior mientras Ivan Rakitic hacía de Sergio Busquets.

La Real Sociedad da el susto

Durante los primeros minutos no sucedió nada. Los dos equipos parecían estudiarse, hasta que en el 12’ Aritz Elustondo adelantó a los locales con un testarazo que dejó tocados a los blaugrana durante el resto de la primera parte.

Elustondo

Las cosas no funcionaban y los cambios no tardaron en llegar. Como siempre que Valverde situó a Roberto en el centro y a Semedo en la banda, sentó al portugués, situó al de Reus en la zaga y dio entrada a Coutinho.

El Barça remonta

Solo 10 minutos después fue Busquets el que salió en sustitución de Rafinha. Y las cosas empezaron a cambiar. Luis Suárez empató el partido en el 62’ recogiendo un balón muerto a la salida de un córner, provocado después de una buena internada de Coutinho.

Luis suarez real sociedad

Solo tres minutos después era Dembélé el que recogía otro balón suelto para firmar la remontada. Pero el partido no había terminado.

La Real no tiró la toalla y todavía tuvo alguna que otra ocasión clara, pero de nuevo Ter Stegen estuvo salvador. El alemán ganó la mitad de los tres puntos con sus intervenciones.

Al final los culés terminaron pidiendo la hora, pero salvaron los tres puntos y mantienen el liderato.

¿Dónde estaba Coutinho?

Pero al margen del resultado, hubo otro hecho muy destacable. Coutinho, por tercera vez en cuatro partidos de Liga, se quedó en el banquillo. Una decisión que no gustó nada, como siempre que se toma, ni a Messi ni a Suárez.

Philippe coutinho

La entrada del brasileño fue crucial, como en cada ocasión en la que está en el campo. Esta tarde, el carioca cambio el partido. Y es que como ha explicado Diario Gol en más de una ocasión, ambos delanteros consideran que el equipo necesita de la presencia del brasileño en el ataque y de Arthur en el centro, otro que tampoco fue convocado para más mosqueo de Messi. El de Rosario ya dejó claro que lo quería siempre en el campo cuando lo elogió públicamente en una entrevista.

Los pesos pesados exigen a los cracks en el campo

Asimismo, tampoco  gustó el que otro peso pesado como Busquets se quedara también en el banquillo en el inicio. Y más un día como hoy, en el que el Barça, a pesar de estar a principio de curso, se jugaba LaLiga.

Y es que los cracks opinan que contra el Huesca o el Alavés se pueden hacer experimentos, pero no en un campo como en el de la Real Sociedad, que siempre se presenta como un terreno muy complicado. Y menos con un Real Madrid empatado a puntos en la clasificación y que se ha marcado LaLiga como objetivo de la temporada. Y es que en Anoeta ya se han perdido Ligas.

Messi da un golpe en la mesa

Así se lo hicieron saber a Valverde en el descanso.”Tú tienes la culpa”, decían las caras de los futbolistas. 

Ernesto Valverde anoeta

Messi tomó galones y dejó claro lo que necesitaba el equipo en un partido importante como el de San Sebastián: a los cracks en el terreno de juego. A los mejores. Y estos no eran ni Semedo en la banda, ni Rafinha en el centro, ni Rakitic de medio centro defensivo.  Y el resultado final le dio la razón.

Toque de atención a Valverde

 Quedó avisado el técnico con lo ocurrido en Anoeta. Esta vez supo rectificar. Pero ojo, el año pasado ya hubo accidentes que no se pudieron remediar.

La Champions League no es LaLiga. Si Messi quiere la orejuda, a Valverde ya sabe lo que le toca.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad