Messi pide un fichaje sorpresa (y galáctico) al Barça | EFE

Messi pide un fichaje sorpresa (y galáctico) al Barça

stop

El delantero argentino pone un nombre inesperado encima de la mesa

17 de julio de 2018 (15:00 CET)

​Leo Messi se ha desmarcado de la línea oficial del Barça y le ha pedido al club y a su gran amigo Eric Abidal, que forma parte ahora de la secretaría técnica, que vayan con todo a por un fichaje sorpresa y galáctico.

No es otro que Thomas Meunier, el lateral derecho del PSG que ha sido una de las estrellas del Mundial de Rusia con Bélgica. ¿Por qué tiene tanto interés Leo en hacerse con los servicios de un jugador de esa posición? Muy sencillo: el argentino cree que ya ha llegado la hora de ubicar a Sergi Roberto en el centro del campo.

Leo Messi quiere a Sergi Roberto de ‘pelotero’

Y es que el delantero, que conoce perfectamente las habilidades del canterano del Barça, le está pidiendo a Ernesto Valverde que se deje de inventos en el lateral y apueste de una vez por todos por Roberto como centrocampista.

Sergio Roberto y Aleix Vidal| EFE

Es la posición natural del catalán, la de interior o mediocentro, la que le llevó al primer equipo tras triunfar en las categorías inferiores del club. El caso es que la salida de Dani Alves del Barça ‘obligó’ al club a situar de forma permanente a Sergi como lateral.

Una posición que si bien es cierto que no se le da nada mal, depende de qué tipo de jugadores deba cubrir, el de Reus sufre, y mucho. Ya el año pasado el Barça se hizo con Nelson Semedo, pero el portugués no ha acabado de explotar.

De ahí que Messi esté reclamando un lateral derecho puro y de garantías para sí poder contar con Sergio como ‘pelotero’ en la media.

Thomas Meunier, el elegido de Eric Abidal

Y el nombre de Meunier ya está encima de la mesa. Abidal tiene muy buenos informes del belga, que, pese a tener a Dani Alves por delante, tiene calidad de sobra para estar en el Camp Nou.

Por otro lado, no se trata de un jugador especialmente caro. Avisan desde el club que la operación, si todo se desarrolla de una forma normal, debería estar en torno a los 30 millones, pero teniendo en cuenta la particular relación que tienen el PSG y el Barça, cualquier cosa puede suceder. Y más teniendo en cuenta que el club catalán ya ha lanzado la red con la intención de pescar a Rabiot.

Veremos si los contactos de Abidal en el país vecino dan sus frutos y el Barça contenta a Messi (y a buena parte de los aficionados) fichando a un buen lateral derecho como es Meunier. No será fácil.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad