“¿Es broma?”. Messi no se lo cree. Piqué tampoco: el nuevo Griezmann del Barça | EFE

Guerra civil en el Barça: “¿Se va?” (o Messi, Piqué y un secreto)

stop

El lío en el conjunto catalán que empaña la victoria ante el Sevilla en la final de Copa

23 de abril de 2018 (13:27 CET)

La exhibición del FC Barcelona en la final de Copa del Rey ante el Sevilla no ha hecho que se calmen los ánimos en la entidad catalana. Todo lo contrario. Pese a que el equipo desplegó su mejor juego ante los de Vincenzo Montella y se llevaron la cuarta Copa seguida en cuatro años, el choque entre la directiva y el vestuario es de los gordos.

Y es que en la cúpula del Barça sentó como una patada la eliminación de la Champions League ante la Roma. La debacle en el Olímpico hizo que buena parte de los directivos culés señalaran en una dirección: el banquillo.

El secreto de Leo Messi y Gerard Piqué

El nombre de Ernesto Valverde se puso en entredicho justo después de ser eliminados. Tal y como informan desde dentro del club, en la zona noble del Camp Nou no se entiende como el ‘Txingurri’, pese a tener la Liga y la Copa muy bien encarrilada, no diera descanso a los pesos pesados para preparar mejor la vuelta de una eliminatoria que parecía más que encarrilada.

De hecho, desde la propia junta se encargaron de filtrar días antes de la final ante el Sevilla que la continuidad de el entrenador vasco pendía de un hilo. Si los sevillistas se llevaban el trofeo, Valverde hubiese saltado.

Ernesto Valverde abre las puertas a un crack culé | EFE

Una filtración que sentó muy mal en el vestuario. Tanto que en el momento que se supo muchos se preguntaron: “¿se va?”.  Pero los capos del equipo comandados por Gerard Piqué y Leo Messi, que llevaban en secreto el lío, se apresuraron a darle todo el apoyo a su entrenador.

La guerra civil en el Camp Nou

Y es que en el vestuario sí que confían en Ernesto. Entre otras cosas por que el míster ha sido capaz de darle la vuelta a una situación muy complicada. Muchos en la directiva han olvidado como estaba el Barça al inicio de la temporada, cuando el Real Madrid los barrió en la Supercopa de España.

Han pasado ocho meses y el equipo está camino de un nuevo doblete histórico. Y el equipo es consciente que buena culpa de ese cambio de dinámica es gracias a Valverde.

Un Valverde que se ha tomado muy mal estas dudas en las altas esferas culés y, tal y como avisan desde su entorno, su continuidad ya no está garantizada. Tiene un año más de contrato, pero visto lo visto, la posibilidad de hacer las maletas al final del curso, por mucho que en el vestuario no quieran, no está descartada. Una guerra civil en el Barça que ha empañado la gran victoria contra el Sevilla.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad