Ramos y Ronaldo meten mano en la alineación ante el PSG | EFE

Sergio Ramos termina a gritos con un crack del Real Madrid (“¡Y si no te vas!”)

stop

El capitán toma la palabra después de la derrota ante el Villarreal

14 de enero de 2018 (10:31 CET)

Déjà vu. La versión que se vio este sábado del Real Madrid  en el partido contra el Villarreal (0-1) ya se ha visto demasiadas veces esta temporada.

Los blancos salieron a por todas y sometieron al rival en la primera parte. Todo apuntaba a que el gol terminaría llegando tarde o temprano. Pero las sensaciones desembocaron en una relajación de los blancos en la segunda y la autoconfianza condenó a los blancos. El Villarreal aprovechó la bajada de brazos de los locales para agravar una crisis que hace demasiado que dura en el feudo blanco.

Sigan pasando

Los amarillos se convirtieron en el octavo equipo que sale sin perder del Santiago Bernabéu y la derrota fue la cuarta en la LaLiga de los merengues, cuando recién ha terminado la primera vuelta. Asimismo, ya son 22 puntos los que se ha dejado por el camino el equipo de Zinedine Zidane de los 54 que ha disputado –les queda pendiente un choque ante el Leganés-.

La situación tiene la temporada del Real pendiente de un hilo. Cada vez son más los que ya dan LaLiga por perdida, mientras que el que el rival en los octavos de final de la Champions League sea el Paris Saint-Germain tampoco ayuda a tener buenas vibraciones. Y el chupito de la Copa del Rey no solucionará la temporada.

El estado grave en el que se encuentra el equipo de Zizuo tiene preocupados a muchos en la T4 del Santiago Bernabeú y también a muchos miembros de la plantilla. Sobre todo a los capitanes, liderados por Sergio Ramos, que no ven la salida del túnel.

Sergio Ramos cutre

El capitán alza la voz

El capitán, que no jugó por sanción, bajó al vestuario al término del partido y  tomó la palabra este sábado para pedir al grupo más tensión a partir de ya. No sirve de nada luchar durante una parte del partido, Hay que hacerlo durante el choque entero y hay que ganar, porque no existe ahora mismo otra opción en las pretensiones de los de Chamartín si no quieren rubricar una de las peores temporadas del equipo merengue cuando acaban de cerrar el año más glorioso de la historia del club, con cinco títulos ganados de seis posibles.

Especialmente duro fue con Cristiano Ronaldo y Gareth Bale, que volvieron a firmar un partido nefasto. El de Camas les reclamó que adquieran el liderazgo que les toca en el ataque. El equipo lo necesita.  Pero no fueron los únicos que recibieron un toque de atención.

A pesar de tener LaLiga casi perdida, el defensa exigió a los futbolistas darlo todo en todas las competiciones. Solo así llegarán a tope al choque de Champions que puede decidir la temporada. “¡Y si no te vas!”, avisó el central, que solo quiere cabezas comprometidas en el vestuario de Zinedine Zidane.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad