Sergio Ramos | EFE

Sergio Ramos lo sabe todo (y por eso no lo traga): la negociación (y el pago) con el Barça

stop

El ‘top secret’ sobre un crack del Real Madrid

01 de noviembre de 2018 (10:10 CET)

Fue el mejor. Vinícius Jr respondió bien a la prueba de fuego que tenía este miércoles, en el partido de la Copa del Rey contra el Melilla (0-4). El brasileño centró más focos que Santiago Solari, que se estrenaba en el banquillo cono sustituto de Julen Lopetegui.

Después de que el vasco señalara que el carioca estaba demasiado verde y de pasar unos meses en el Real Madrid Castilla, Solari optó por darle la  titularidad en lo que fue un examen en toda regla. Y Vinícius lo superó. Y con nota.

Empezó el partido algo tímido y apagado. Pero poco a poco fue despertando, metiéndose en el partido, hasta terminar siendo el mejor del encuentro.

Vinícius pide un sitio a gritos en el once titular

Vinícius fue el asistente en los goles de Marco Asensio y Álvaro Odriozola, y dejó otras tantas veces a Lucas Vázquez solo delante del portero. Además, tuvo la ocasión de marcar en dos ocasiones. Fue una tortura constante para el rival y, aunque el rival era un Segunda B, el sudamericano dejó muy buenas sensaciones. Quisás no estaba tan verde como se decía.

Apuntan muchos que habrá que verlo en un partido de primer nivel, pero lo que se ha visto hasta el momento hace que el optimismo reine alrededor del delantero. El Madrid podría tener a uno de los cracks mundiales del futuro en su plantilla.

Vinícius pudo ser del Barça

Pero la historia podría haber sido totalmente diferente. Así lo explicaba el representante de jugadores FIFA Josep Maria Miguella, en la cadena COPE.

Josep María Minguella | Archivo

Según el agente, que también es candidato a la presidencia de la federación brasileña de fútbol, "Vinicius estuvo en Barcelona y tuvo un pre acuerdo con el Barça pero al final el Madrid se lo llevó por más dinero".

Es decir, el jugador lo tenía todo hablado y pactado con el equipo culé, pero Florentino Pérez puso sobre la mesa los 45 millones de su cláusula, ofreció otros 8 a la familia, 8 más al resto de intermediarios metidos en la operación y se llevó el gato al agua.

Una información que conocen los pesos pesados del vestuario blanco, que en parte ha hecho que algunos no le rían las gracias durante mucho tiempo. No obstante, si sigue jugando así, a Sergio Ramos, Marco Asensio y compañía no les quedará otra que rendirse a la evidencia.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad