Neymar | EFE

“Quiero jugar con Neymar”. Cambia a Zidane por el PSG (o fuga en el Real Madrid de Florentino Pérez)

stop

Un titular del Real Madrid quiere cambiar de aires

15 de marzo de 2019 (18:20 CET)

Hay que cambiar cosas”, apuntaba Zinedine Zidane en la presentación como nuevo técnico del Real Madrid. Lo dijo el pasado lunes, en la que fue la inauguración de una nueva etapa al frente de la nave blanca.

Entre esas modificaciones hay altas, pero también bajas. Y ese puede ser el apartado más desagradable al que tenga que hacer frente un entrenador que logró tocar la gloria con, prácticamente, los mismo jugadores.

Casemiro, en la rampa de salida

Ahora, tendrá que tomar decisiones y decidir que futbolistas no cumplirán con las expectativas que se esperan y abrirles las puertas de salida. Entre ellos, está Casemiro.

Casemiro Abu Dhabi

El brasileño era una pieza clave en el esquema de Zizou de las tres Champions y era impensable que pudiera abandonar el equipo. Más aún, tras la llegada de Zidane y teniendo en cuenta que no tiene un sustituto de garantías en la plantilla.

Quiere jugar con su amigo

Sin embargo, el PSG está al acecho. El jeque catarí ya está trabajando para convencerlo y, cuentan desde Francia, que Casemiro lo tiene decidido: “Quiero jugar con Neymar”, le habría comentado a algún miembro de su entorno.

Esta situación dejaría a Zidane sin su mediocentro preferido, que habría decidido marcharse al equipo de su amigo, Neymar. El '10' carioca puede ser clave para que Casemiro fiche por el PSG y esas palabras a su entorno podrían darle la razón.

Lo que pide el Real Madrid

Mientras tanto, Florentino Pérez no se pronuncia sobre este caso. Aunque, en la directiva blanca escucharían y estudiarían cualquier oferta importante que llegara por un futbolista que no ha mostrado su mejor rendimiento esta temporada.

60 millones de euros pueden ser suficientes para que el jeque dé su primer 'manotazo' al mercado con un fichaje galáctico y del Real Madrid.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad