Sergio Ramos | EFE

Pillan a Sergio Ramos (y no es que se va o pide más pasta a Florentino Pérez: es más feo)

stop

El capitán del Real Madrid no se calla

27 de mayo de 2019 (10:58 CET)

Bajan movidas las aguas en el Real Madrid. El trabajo en los despachos no cesa. Los responsables van a destajo en la construcción del nuevo proyecto de Zinedine Zidane. Pero ese no es el único problema con el que tienen que lidiar desde la planta noble del Santiago Bernabéu. La carpeta de descartes también es bastante amplia. Y a todo ello se ha sumado en los últimos días otro problema grave: Sergio Ramos quiere hacer las maletas.

El capitán arde en deseos de abandonar el Real Madrid y son varios los motivos que han llevado al de Camas a tomar esta decisión.

Ramos no se siente querido en el club

Una de ellas es que no ha recibido la oferta de renovación que hace tiempo que espera. El andaluz lleva tiempo considerando que ha dado mucho al club en los años que lleva en la entidad y que merece estar mejor considerado en cuestiones contractuales.

Sergio Ramos y Florentino Pérez | EFE

Además, el capitán ve que este verano llegarán nuevos cracks que le igualarán en sueldo, o incluso le superarán, y considera que debería ser el mejor pagado de la plantilla. Y no habiendo mejorado su contrato desde 2015, Sergio opina que esta subida de sueldo debería haber llegado ya.

Pero los motivos de Ramos no se limitan al asunto monetario. Hay otros detalles que tienen al capitán con la mosca tras la oreja.

Las rajadas de Sergio Ramos

Sergio considera que hace tiempo que desde el club se le quiere desprestigiar por decreto. Siente que se le está haciendo la cama como se le hizo en su momento a Cristiano Ronaldo.

Además, al central no le gustó nada como se trató a Julen Lopetegui. No ve que la forma en como se trató al ex seleccionador, después de que renunciara a todo para entrenar al Madrid. Y Ramos no quiere terminar saliendo echando chispas como el vasco, como CR7 o como Raúl, Del Bosque, Iker Casillas y compañía.

Pero hay más. Al defensa no le convence la gestión en los despachos, donde no cree que hayan hecho una buena planificación para esta temporada. No ve que los fichajes sean jugadores para construir un grupo ganador y no comprende que no se sustituyera a Cristiano. Y tampoco ve que las cosas se estén haciendo demasiado bien para el curso que pronto empezará.

Unas opiniones que, por otro lado, Ramos tampoco se calla. Rajadas que no han pasado desapercibidas en la T4 del Santiago Bernabéu y a Florentino Pérez. Veremos si todo ello le pasa factura al capitán.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad