Marco Asensio | EFE

“Marco Asensio está sobre la mesa”. Florentino Pérez tiene un problema (y gordo)

stop

El delantero español está en boca de todos en el Santiago Bernabéu

13 de septiembre de 2018 (14:02 CET)

​Florentino Pérez no cesa en la búsqueda de una nueva estrella galáctica para el Real Madrid. El presidente blanco es consciente que, si bien el equipo ha arrancado más que bien la temporada, la afición sigue a la espera de un nuevo galáctico.

Y ya está trabajando en ello. Y son dos las opciones que más gustan en el Santiago Bernabéu: Neymar y Mbappé. No es ningún secreto que Florentino tiene al brasileño entre ceja y ceja desde que lo dejó tirado hace un tiempo para recalar en el Camp Nou.

Neymar | EFE

Neymar y Mbappé están en la agenda

Una puñalada que no ha olvidado, de ahí que, ahora que el crack está en el PSG y con unas ganas de abandonar París locas, en el Madrid se planteen su fichaje de cara al próximo verano.

También Mbappé está encima de la mesa. De hecho, no son pocos en el Real los que advierten que incluso el fichaje del delantero francés sería una mejor opción para el club. Por edad y por proyección, el galo está destinado a ser el crack europeo por excelencia en los próximos años.

Su explosión en el Mundial de Rusia lo ha situado como el jugador llamado a hacer historia allí donde juegue. Y en el PSG lo sabe. Como saben también que el Madrid está preparando una ofensiva para ir a por alguno de los dos.

Marco Asensio entra en juego

De ahí que desde la capital gala se haya querido dejar más que claro al club español que, en el caso de abrir las puertas de alguno de sus dos astros, que está por ver, Florentino debería incluir a Marco Asensio en la operación.

De hecho, desde dentro del club se avisa que “Marco Asensio está encima de la mesa”. Nasser Al-Khelaïfi es consciente que el delantero español tiene el cariño de la afición y de la prensa, que ven en él un jugador con un gran futuro. Y quiere robárselo a Florentino.

Un Florentino que tiene un problema muy gordo: sabe qué, si quiere hacerse con Ney o Mbappé, deberá renunciar a Asensio. Una jugada que quizá no se entienda, si es que se acaba produciendo, en la capital española.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad