Florentino Pérez| EFE

Los 300 millones de Florentino Pérez (“Messi, ¿qué se siente?”) para la bomba final

stop

El presidente del Real Madrid está decidido a hundir al Barça y al delantero argentino

13 de junio de 2019 (12:33 CET)

Florentino Pérez está desatado. Zinedine Zidane puso como condición a su regreso construir un equipo de garantías y Florentino está cumpliendo con la petición del técnico galo. Cuando todavía no se ha abierto la ventana de fichajes estival, el Real ha cerrado ya cinco incorporaciones para el próximo curso.

Primero fueron Rodrygo Goes y Eder Militao. El fichaje del delantero se cerró el pasado verano a cambio de 45 millones de euros. La operación del central se fraguó en el mercado invernal y costó 50 ‘kilos’. En total, los blancos ya habían invertido 95 millones de euros en el próximo proyecto.

Tras ellos fue el turno de Luka Jovic. El joven delantero del Eintracht de Frankfurt pasó a ser jugador del Madrid a cambio de 60 millones de euros. Con él, el conjunto blanco suma gol al equipo y tiene un relevo de garantías para Karim Benzema. El serbio fue presentado este miércoles en el Santiago Bernabéu.

Más de 300 millones gastados

Después se hizo oficial la contratación de Eden Hazard. El belga militará en el Madrid a cambio de 100 millones de euros. El club presentará este jueves al delantero. La cita está prevista para las 19 horas.

Y mientras el Madrid presentaba a Jovic, la operación por Ferland Mendy llegaba a su fin. El lateral francés será jugador madridista para las próximas 6 temporadas a cambio de 48 millones de euros más cinco en variables.

Florentino Pérez hunde al Barça y a Messi

En total, los blancos han invertido ya 303 millones de euros. La plantilla necesitaba una revolución y esta se está llevando a cabo. Y lo que queda por llegar. Florentino reserva otros 300 millones para una bomba final. El presidente está decidido a hacerse con los servicios de Kylian Mbappé. Y ojo, porque Paul Pogba y Christian Eriksen opositan para reforzar el centro del campo.

Unos movimientos que nada tienen que ver con lo que está ocurriendo en el FC Barcelona. Ese curso ha quedado claro que el equipo culé también necesita reforzarse, pero en la ciudad condal nadie mueve un dedo. “Messi, ¿qué se siente?”, le preguntan al argentino, pues han pasado 38 días desde la debacle de Liverpool y no se ha producido ningún movimiento. Bueno sí: se ha ratificado a Ernesto Valverde y a la secretaría técnica.

 El presidente del FC Barcelona, Josep María Bartomeu.

Por no hablar de las declaraciones del consejero general del Atlético de Madrid Gil Marín, que este miércoles confirmó que desde marzo se sabe que Antoine Griezmann jugará en el Barça el curso que viene. Un fichaje que no ilusiona a nadie, que en su momento se rio del Barça y de todos los que conforman la entidad y que podría haber cerrado hasta el más pintado. Pagar la cláusula no es negociar una operación.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad