Gareth Bale sigue dando que hablar en el Real Madrid| EFE

Gareth Bale tiene la primera enganchada (y fea) con Lopetegui

stop

El galés y la polémica con el nuevo entrenador del Real Madrid

24 de junio de 2018 (11:00 CET)

Gareth Bale sigue siendo un dolor de cabeza muy molesto en el Real Madrid. El galés fue uno de nombres que la pasada temporada más polémica suscitó en el entorno blanco. Entre lesiones, malas caras y desplantes, el de Cardiff provocó muchas tensiones.

Y parece que quiere seguir por el mismo camino. O al menos eso es lo que creen en el seno del club blanco viendo como, sin haber conocido al que será su nuevo entrenador (al menos durante la pretemporada), Julen Lopetegui, Gareth ha decido obviarlo e ir directamente a la directiva para reclamar más minutos.

Lo ha hecho a través de su agente, que en una televisión británica lo dejó más que claro: “Creo que tenemos que hablar con el Real Madrid porque Bale tiene que jugar más”. Unas palabras que no han sentado nada bien ni a Florentino Pérez ni al propio Julen.

La enganchada fea con Julen Lopetegui

El técnico vasco llegó avisado: Bale puede ser un foco de problemas. No ha tardado ni un mes en comprobar que así es. El hecho de que el extremo esté reclamando a la zona noble más minutos sin haber ni siquiera hablado con él no le ha gustado nada.

Florentino Pérez cierra con Lopetegui el nuevo ataque del Real Madrid | EFE

De hecho, avisan desde el entorno cercano al nuevo técnico blanco que Lopetegui no tendría ningún problema en abrirle las puertas. El español ha llegado al Bernabéu con la intención de formar un equipo cohesionado y potente, y Gareth parece no estar por la labor.

No es ningún secreto que el galés no ha acabado de adaptarse del todo al día a día en Valdebebas. Tras varias temporadas en el Madrid, sigue siendo un tipo muy aislado y que, como demostró durante buena parte del pasado curso, no está especialmente implicado. Lopetegui no quiere aguantar los desplantes y las quejas continuas que aguantó Zidane en su momento.

El futuro de Gareth Bale

Algo que el propio Florentino sabe, y quiere poner remedio cuanto antes. Los planes del presidente pasan por intentar vender al jugador. Su buen hacer en el último tramo de la temporada, en especial su gran actuación en le final de la Champions League, ha hecho que su valor suba de nuevo tras muchos meses cayendo en picado.

Pese a ser uno de sus jugadores predilectos y por el que Pérez siempre ha querido apostar, ahora, tras varios años decepcionantes, el mandatario entiende que es el momento de dejarlo ir siempre y cuando la oferta sea apetecible. No lo regalará.

Sea buena o mala la venta, lo que quiere Julen es que haga las maletas. O eso, o que haga un cambio de chip y se ponga en ‘modo humilde’. Y, eso sí, si tiene que pedir o exigir algo al club, que no vuelva a pasarle por encima.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad