Sergio Ramos | EFE

El veto de Sergio Ramos (y es a un fichaje galáctico de Zidane y Florentino Pérez)

stop

El capitán cierra las puertas a un crack del míster y el presidente

21 de junio de 2019 (10:46 CET)

Petición expresa de Zinedine Zidane. Paul Pogba es una de las exigencias del míster francés para la próxima temporada. El técnico francés le quiere como nueva piedra angular del centro del campo de su proyecto en el Real Madrid.

Pero de momento el Manchester United no da su brazo a torcer. Reclaman 180 millones de euros entre fijos y variables por su traspaso.

El futbolista, por su parte, ha movido ficha en los últimos días. El jugador ha puesto en jaque al club, amenazándolo de pedir el transfer request y de no incorporarse con el resto del equipo a realizar la pretemporada. El jugador va como loco por jugar en el equipo merengue.

Florentino Pérez se mantiene a la espera

Un gesto tras el que se esperaba una intervención de Florentino Pérez para tantear al United. El jugador más en rebeldía no se puede declarar.

Pero por el momento el presidente se mantiene a la espera. El dirigente sigue sin ver claro el fichaje el galo.

Por un lado, sabe que está considerado por muchos como un jugado conflictivo. Por otro, sabe que su fichaje saldrá mucho más caro que otros de los objetivos que tiene marcados en su agenda. Hacerse con jugadores como Christian Eriksen o Tanguy Ndombele no presentarían un desembolso tan grande. Pero no son estas razones las que más pesan a Florentino para no dar ningún paso adelante.

Resultado de imagen de tanguy ndombele

Si viene Pogba habrá lío con Ramos y cía

Es consciente de que si lo ficha para el Real Madrid los pesos pesados no tardarán en picar a la puerta para pedir un aumento de sueldo. La nómina que cobrará Eden Hazard ya tiene a muchos con la mosca tras la oreja y que un segundo jugador se sitúe en un escalón salarial superior al de jugadores como Sergio Ramos puede ser el detonante de un incendio en el vestuario que solo podrá apagar a base de mejoras de contratos para el capitán, Luka Modric, Karim Benzema y compañía.

Y es cierto que Pogba está dispuesto a rebajarse el sueldo, pero tendría que renunciar a mucho más de lo que está dispuesto para no encender la mecha del polvorín.

Y no solo eso. En el núcleo duro del equipo temen que el enorme ego del francés desemboque en un problema en el equipo. Con Eden Hazard en el equipo ya empiezan a ser demasiados gallos en un solo gallinero.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad