Cristiano Ronaldo y la locura de Florentino Pérez| EFE

Cristiano Ronaldo pide un fichaje galáctico a Florentino Pérez (¡Ojo a la barbaridad!)

stop

El portugués pasa al ataque con una operación bomba

06 de diciembre de 2017 (22:34 CET)

Cristiano Ronaldo alza la voz. La lesión de Raphael Varane en el Real Madrid-Borussia de Dortmund, fue, sin duda, la peor noticia para el madridismo en el intrascendente último partido e la fase de la liguilla.

La lesión del francés deja en cuadro a una defensa ya de por sí muy débil. Con la baja del galo, Zidane tendrá que recurrir a Nacho o a Vallejo, los otros dos centrales que tiene a su disposición en el equipo blanco.

El caso es que Cristiano Ronaldo, que ya ha tenido la oportunidad de ver como se las manejan en el césped, no cree que estén preparados. El nivel que han mostrado no es el suficiente para encarar un mes muy complicado con el Mundial de Clubes y el Clásico a la vista.

Una bomba

Es por eso que el delantero portugués ya ha hablado con Florentino y le ha dicho quien es el jugador que el Madrid debe incorporar sí o sí ahora en invierno. Y no es un delantero. El luso sabe que en ataque el equipo no está bien, pero ha recordado también que detrás los problemas son importantes como se pudo ver contra el Dormund.

Es por eso que con la lesión de Varane, Ronaldo le ha pedido a Pérez que vaya a por Leonardo Bonucci, el defensa del Milan. El italiano, que se fue de la Juventus de Turín al equipo milanés el pasado verano, es uno de los mejores centrales de Europa y el Milan necesita vender jugadores para sanear sus cuentas.  

El problema que tiene Florentino es que el fichaje no sería barato. Ni mucho menos. Es una barbaridad. Desde la capital de la Lombardía no aceptarán menos de 50 millones por un jugador más que contrastado y sabiendo que el Real tiene una urgencia en su defensa.

Rendimiento inmediato

Cristiano, es muy consciente que las cifras son muy altas, pero también es muy consciente que el Real debe tener cuanto antes un central de rendimiento inmediato. Un jugador que venga y no necesite proceso de adaptación ni minutos de rodaje.

Todo eso lo cumple Bonucci. Además, CR7 quiere un jugador que sepa lo que es luchar por todo y contra todos. Un jugador que tenga experiencia y que pueda aportar esas dosis de firmeza a una zaga blanca que cada partido sufre más de lo debido.

Eso sí, los 30 años que tiene Leonardo hacen que sea muy difícil de explicar a los socios y los aficionados una inversión tan alta por un jugador tan mayor. En cualquier caso, el partido ante el equipo fue un ejemplo más de la necesidad imperiosa de reforzarse detrás.