Cristiano Ronaldo | EFE

Cristiano Ronaldo dice quién es la manzana podrida del Real Madrid

stop

El delantero señala a los responsables de la mala imagen que está dejando el equipo blanco en la Liga

28 de febrero de 2018 (09:46 CET)

Déjà vu. El partido que disputó el Real Madrid contra el Espanyol este martes en Cornellà-el Prat (1-0) ya lo hemos visto esta temporada.

Un Madrid que no juega a nada y que va aguantando, pero que en los últimos minutos comete algún error que le termina costando puntos. En esta ocasión, en Barcelona, le costó los tres al equipo de Zidane y los blancos sumaron la quinta derrota de la temporada.

Además, ocurrió en un campo en el que nunca habían perdido y ante un rival a priori mucho más débil, y es que los blanquiazules todavía no se han asegurado la permanencia en Primera División.

Los pesos pesados buscan responsables, tanto en el vestuario como en la cúpula. Algunos apuntan a que los cracks no están dando lo que se espera de ellos. Otros apelan a la gestión de Zinedine Zidane, que no está dando tan buen resultado como en temporadas anteriores.

Cristiano Ronaldo apunta alto

Pero Cristiano Ronaldo lo tiene claro. El luso, que vio el partido contra los catalanes desde su casa, lleva días avisando del problema que tiene este Madrid y quién es el responsable de ello. Y no apunta bajo.

El portugués opina que todo radica en las decisiones que tomó Florentino Pérez el pasado verano. CR7 acusa al mandatario de haber desmantelado la unidad B que tantos éxitos le dio al Real el curso pasado y de haberla destrozado con su obsesión por fichar jugadores jóvenes como Jesús Vallejo, Theo Hernández, Marcos Llorente o Dani Ceballos. Futbolistas que no dan la talla para sacar los partidos del Madrid adelante.

El otro culpable para CR7

Asimismo, Cristiano culpa también a Zidane por haber permitido que el presidente hiciera y deshiciera en la plantilla madridista. Le ve como el colaborador necesario del mandatario.

El Balón de Oro/The Best  cree que con esta unidad B es imposible conseguir los títulos que se consiguieron en temporadas anteriores y que, si el Real quiere volver a la senda del triunfo, los responsables deben ponerse ya manos a la obra en la confección de una plantilla competitiva desde todos los ángulos para la próxima temporada. Los números están ahí para demostrar que la fórmula de Florentino no ha funcionado.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad