Benzema suelta la bomba (y estalla en Kiev. O “si Florentino Pérez habla”)

stop

El delantero francés pone entre la espada y la pared al presidente del Real Madrid

25 de mayo de 2018 (09:41 CET)

Karim Benzema ha decidido poner un poco más nerviosa a la afición madridista a pocas horas de la final de la Champions League. El delantero francés ha soltado una bomba que ha estallado en Kíev.

De hecho, buen parte del vestuario conocía la noticia, de ahí que muchos sean los que aseguran que “si Florentino Pérez habla” el lío es de los gordos. Y es que el presidente y Benzema parecen ir por dos caminos distintos.

La amenaza de Karim Benzema

Benzema sabe que el club quiere venderlo. Su bajo rendimiento esta temporada, sumado a que en la zona noble del Bernabéu consideran que el jugador ya ha dado lo mejor de sí en el Madrid, son las causas por las que quieren perderlo de vista.

El problema es que tiene contrato hasta 2021, y una ficha muy alta. Benzema ha dejado claro que la decisión de marcharse no la tomarán los directivos, la tomará él. Y ha puesto unas condiciones que hacen más que difícil su salida.

De hecho, ha amenazado al club con continuar si éste no facilita la salida. ¿Qué tiene que hacer el Real para facilitarla? Bajar tanto el precio de venta que el club que lo compre pueda mantenerle la ficha.

Benzema tiene una nueva 'novia' en Europa| EFE

No quiere perder ni un euro

Lo que no quiere Karim es perder dinero con su marcha. Está más que feliz en el Santiago Bernabéu, donde, entre otros, tiene a Zinedine Zidane y a Cristiano Ronaldo como principales apoyos.

La idea que tiene en el Real es sacar 80 millones por él, pero es una cifra que no cuadra. Para que Benzema consiga continuar teniendo su ficha intacta, la negociación debe moverse en torno a los 40 o 50 millones de euros.

Una cantidad que avergüenza a Florentino, pero que cada vez más como una obligación. Clubes como el PSG o el Milan están dispuestos a mantenerle el sueldo que cobra en el Real, pero para hacer frente a ello deben fichar al jugador casi regalado.

Si no es así, no lo ficharán. Nadie está dispuesto a pagar 80 millones más la ficha por un jugador que ya está en la última fase de su carrera y que, por otro lado, no tiene problemas en quedarse, aunque sea de suplente, en el Madrid.

Mal asunto para un Florentino que ve como Karim va a ser uno de los nombres que más problemas le causen este verano. O accede y lo regala, o ‘se lo come’.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad