Florentino Pérez mete a Karim en una operación  | EFE

Benzema se pone chulo con Florentino Pérez con un “no voy”

stop

El francés planta cara a su presidente

06 de diciembre de 2017 (21:28 CET)

Karim Benzema tiene una cosa muy clara: no se va a ir del Real Madrid el próximo verano. La cantidad de rumores e informaciones que está apareciendo estas últimas semanas en torno a la figura el galo y sus posibles destinos no son casuales.

Desde la directiva del Madrid ya se está trabajando para buscarle un equipo a Benzema. Pero el ya ha dicho alto y claro que quiere quedarse en el Bernabéu y cumplir su contrato. El Real le renovó hace meses y el acuerdo contempla su unión hasta 2021.

Pero esa unión está, cada día que pasa, más cerca de acabarse. Florentino Pérez arde en deseos de meter a Karim en alguna operación y perderlo de vista, pero la reacción, un tanto chulesca, del delantero a todas las propuestas que le enseña Pérez es la misma: “no voy”.

Han perdido la paciencia

Y es que el presidente del Real Madrid, junto a muchos miembros de la junta y a la gran cantidad de aficionados del club, han perdido la paciencia con el crack. El rendimiento del francés siempre ha sido muy discutido, pero este año ya es un tema muy grave.

La mala racha de Karim parece no tener fin y sus actuaciones son tan pésimas que apenas le queda ningún apoyo en el club. En el vestuario, muchos son ya los que piden que Zinedine Zidane lo deje en el banquillo. Tan sólo Cristiano y Marcelo, sus mejores  amigos, siguen apoyándole.

Incluso el mismo Zidane, que siempre había defendido a su compatriota a capa y espada, ha dado el ok a los máximos representantes del club para que le busquen una salida. Parece claro que todos creen que ha llegado el momento de que el delantero haga las maletas. Todos menos él.

Moneda de cambio

De ahí que Florentino ya esté trabajando para incluir a Benzema en alguna de las operaciones que realizará el Madrid el próximo verano. Ya sea en el traspaso de Harry Kane o Mauro Icardi, dos de los nombres que más suenan para reforzar el ataque blanco la temporada que viene, Pérez quiere utilizar al galo como moneda de cambio.

Esa es la razón por la que el club renovó a Karim. La secretaría técnica quería tener las manos cubiertas para poder negociar libremente y sin presión un más que probable traspaso.

El problema que se han encontrado es que el jugador no quiere marcharse. Sabe que nadie va a pagar más y mejor que el Madrid, un equipo donde ya sabe a que se juega y donde tiene un nombre.

El caso es que ese nombre cada día vale menos y su valor en el mercado va cayendo en picado. O cambia mucho la cosa y el francés mejora sus números o dentro de poco vea los partidos desde el banquillo. Quizás entonces sí que aceptará ser una moneda de cambio.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad