Benzema la lía en el Real Madrid: a gritos (y una amenaza)

stop

El delantero francés pone los puntos sobre las íes a Florentino Pérez y compañía

01 de junio de 2018 (11:05 CET)

En la calle. Ahí es donde muchos sitúan a Karim Benzema la próxima temporada. El delantero ha firmado su peor temporada en el Real Madrid desde que llegó en el 2009 y lleva tiempo en el punto de mira.

Las intenciones de los responsables pasaban por venderle el próximo verano, pero la presencia de Zinedine Zidane lo complicaba todo. El galo siempre fue el protegido y el privilegiado del técnico y las intenciones de Zizou pasaban por mantenerle en la plantilla. El que le diera la titularidad en la final de la Champions League en Kiev es buena prueba de que Karim seguía siendo una de las piezas claves para el míster.

Convencidos de la salida de Benzema

Pero la dimisión de Zidane lo cambia todo. El jugador se ha quedado desamparado y Florentino y compañía ya no tienen a nadie que les pida que Benzema se quede. La decisión está más que tomada: se va.

Además, el problema al que se enfrentaba Florentino Pérez de que no encontraba un comprador que llegara a los 60 millones que reclamaba por su traspaso había desaparecido. Ningún pez gordo estaba dispuesto a soltar el montante que reclamaba el Madrid y a la vez ceder a la petición del jugador de mantener su ficha de galáctico.

Sin embargo, los goles de Karim en las semifinales y la final de la Liga de Campeones han elevado si caché y el interés de algunos grandes de Europa ha crecido en los últimos días.  Y todo apuntaba a que el francés pondría punto y final a su etapa en el Madrid. Más aún con la fuga de Zidane.

Benzema y el fichaje de Florentino Pérez| EFE

Karim Benzema pone en liza al Real Madrid

Pero el jugador no piensa dar su brazo a torcer. Benzema está más que mosqueado. Se ha sentido despreciado después de que la mayoría dé por hecho que está fuera después de la salida del míster y avisa: no se irá del Real a ningún cualquiera o a perder dinero mientras tenga contrato con el Madrid.

El francés tiene un acuerdo firmado hasta el 2021 y no tiene intenciones de hacer ningún favor al equipo de la capital. El problema, apunta, es de Florentino Pérez y del club blanco.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad