Gareth Bale e Isco Alarcón| EFE

Bale o “Sale más porquería”. Y es de Isco: la última en el Real Madrid

stop

Nuevo episodio polémico en torno al crack español

26 de diciembre de 2018 (12:30 CET)

​Gareth Bale está disfrutando de unos días de vacaciones como el resto de la plantilla del Real Madrid. Unos días en los que, por mucho que no haya partidos, en los despachos del Santiago Bernabéu la actividad no para.

De hecho, ahora es uno de esos momentos donde más se mueven y los teléfonos no paran de cara a los fichajes que vendrán ahora en invierno. Pero, más allá de las entradas y salidas para Navidad, hay un nombre que sigue preocupando, y mucho, en el feudo blanco.

Y ese no es otro que el de Isco Alarcón. El crack andaluz lleva tiempo en el punto de mira. De hecho, desde que Solari aterrizó en el banquillo del primer equipo, el andaluz ha desparecido del once a excepción de algún partido menor.

Isco | EFE

La última de Isco en el Real Madrid

El vestuario le ha dado la espalda al considerar que la actitud del español no es la que debería. En una temporada donde las cosas no están saliendo bien lo último que necesitan en Valdebebas es a un Alarcón que, como apuntan muchos, vaya “a su rollo”.

Un vestuario del cual “sale más porquería”. Y es que no solo los jugadores están cansados de la actitud del andaluz, también, cómo no, los miembros del staff técnico. En concreto Antonio Pintus, el preparador físico del equipo.

Parece ser que Pintus no está contento con los resultados que arrojan la báscula cuando Isco se sube en ella. Un problema, el de su peso, que no es nuevo. De hecho, no son pocos los que hace tiempo que avisan que está lejos del estado de forma que debe tener un profesional.

Resultado de imagen de isco gordo

Tanto es así que incluso él mismo colgó una foto hace unos días en su cuenta de Instagram preguntando a sus seguidores si estaba o no gordo. Una foto que muchos incluso apuntaron que no era actual. En cualquier caso, foto o no foto, la báscula no engaña: Isco no tiene el peso que debería tener. Un lío más que deja en evidencia al español.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad