Bale o “viene en enero” (y hará mucho daño al Barça): el pacto de Florentino Pérez| EFE

Bale o “hay un lío en el Real Madrid”. Y le va estallar a Sergio Ramos en la cara

stop

El capitán blanco está entre la espada y la pared

04 de septiembre de 2018 (17:30 CET)

​Gareth Bale no ha podido callarse más y se ha ido de la lengua con su círculo más cercano: “Hay un lío en el Real Madrid”, le ha dicho. Y de los gordos. Un lío que el galés sabe que se está haciendo cada vez más grande y que sitúa a Julen Lopetegui contra la espada y la pared. Los protagonistas, Dani Carvajal y Álvaro Odriozola.

Parece ser que el lateral donostiarra no está precisamente contento con su anotación actual en la plantilla blanca. Cuando fichó sabía que iba a ser difícil tener minutos en el Madrid teniendo en cuenta que Carvajal siempre ha había sido un indiscutible para Zinedine Zidane.

Pero desde el primer día que Lopetegui se puso en contacto con él le aseguró que, para él, no había intocables y que todos tendrían la oportunidad de demostrar que pueden ser importantes.

Julen Lopetegui está en el punto de mira

Es más, desde dentro se vendió la llegada del ex de la Real Sociedad como un fichaje que tenía como objetico elevar el nivel de la plantilla y crear una cierta competencia en la posición de lateral derecho.

El año pasado no existía tal competencia. Achraf, que ya no está en la plantilla, nunca fue un rival duro para un Carvajal que, jugase bien o mal, siempre estaba en el once de gala.

Julen Lopetegui | EFE

Este año parecía que la cosa iba a cambiar y que Odriozola le iba a poner las cosas difíciles a los dos, a Dani y a Julen. Pero, al menos hasta ahora, todo sigue igual. Si bien es cierto que a principios de temporada el vaso tuvo problemas musculares, tras recuperarse no ha jugado ni un minuto. Algo huele mal en Valdebebas.

Sergio Ramos, entre dos aguas

Un lío que, como no puede ser de otra forma, ya ha llegado también al capitán del equipo, Sergio Ramos. El problema es que el andaluz es amigo de los dos, tanto de Carvajal como de Álvaro, y, de momento, no quiere mojarse en una situación que cada vez se está volviendo más peliaguda.

El central no quiere follones y apuesta por seguir los pasos de Lopetegui. Lo que diga el míster va a misa. Eso sí, Odriozola ya no se calla. Veremos cuánto tarda el lío en estallarle en la cara a Ramos.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad