Bale tiene una oferta (y es de locos). Y Florentino Pérez un problema (y muy gordo) | EFE

Bale dispara: “Este tío es un problema” (y Sergio Ramos sabe quién es)

stop

El delantero galés y el nombre que pone de los nervios al capitán del Real Madrid

03 de septiembre de 2018 (18:15 CET)

En el Real Madrid están avisados: el Barça este año va a por todas y sus cracks están ‘enchufados’. El juego de los de Ernesto Valverde es cada día mejor que el anterior y, sobretodo, los cuatros jugadores que deben marcar las diferencias arriba están más que motivados.

Leo Messi sigue estando a otro nivel, Luis Suárez marca como siempre, Philippe Coutinho se está consolidando como interior y Ousmane Dembélé está justificando los más de 100 millones que costó su fichaje.

De hecho, el francés lleva unos partidos en los que está callando muchas bocas. Entre ellas algunas del vestuario del Madrid, que se reían del rendimiento del extremo hasta no hace mucho. Ahora ya no.

Gareth Bale dispara

Y es que como bien les ha dicho Gareth Bale a sus compañeros: “Este tío es un problema”. Y es que Ousmane parece haber empezado la temporada con ganas de demostrar que puede ser uno de los fijos en el once de Ernesto Valverde.

Si bien es cierto que Leo Messi sigue reclamando que sea Coutinho quien acompañe a él y a Suárez en el tridente atacante, el francés está poniendo las cosas difíciles a sus detractores.

Messi, Coutinho, Dembélé y Luis Suárez | EFE

Con tres goles en cuatro partidos, con golazo en la Supercopa de España incluido, Dembélé parece haber cogido confianza y su juego ha mejorado exponencialmente. Seguramente el hecho de que Valverde lo esté situando en la banda, su zona natural, y de forma permanente, le ha ayudado a soltarse y a demostrar que puede ser la pieza que transforma el tridente del Barça en un póker.

Cada vez juega mejor

Algo que en el vestuario del Madrid no se esperaban. Ni el propio Sergio Ramos que, como el resto de sus compañeros, se están quedando con la boca abierta al ver como Ousmane acaba marcando en casi todos los partidos.

Cabe destacar que, como es habitual en él teniendo en juego el tipo de juego que practica, Dembélé sigue cumulando fallos garrafales y sigue precipitándose en más de una acción clave.

Le falta mucho por mejorar, tanto tácticamente como de cara a gol, pero, al menos hasta ahora, nadie podrá decir que no está rindiendo más que bien. Dembélé está crecido y en Valdebeas lo saben.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad