'Partners' regionales, la última estrategia de marketing del Barça

stop

El club catalán prevé ingresar 1,5 millones para compensar la pérdida de los patrocinios de Turkish y TV3

Gerard Piqué y Andrés Iniesta en Thailandia, con publicidad de la cervecera Chang a sus espaldas | Archivo

19 de septiembre de 2013 (23:19 CET)

El FC Barcelona se está dando prisa en buscar una alternativa comercial que compense las pérdidas de ingresos por patrocinios. La nueva estrategia de marketing del club va enfocada en dos sentidos. Por un lado, se mantiene la búsqueda de nuevos patrocinadores principales. Por el otro, se potencia la implementación de los denominados partners regionales.

El club que preside Sandro Rosell prevé obtener 1,5 millones de euros en base a diferentes acuerdos menores de patrocinio. Se trata de vinculaciones de ámbito global, con empresas repartidas por el mundo a las que no pueden ofrecer una amplia gama de activos y cuya explotación se limita a actos ocasionales.

Cervezas territoriales

La marca de cerveza thailandesa Chang es un buen ejemplo. No puede ser patrocinador oficial del club, puesto que colisiona con Estrella Damm, la marca de cerveza oficial del Barça. Sin embargo, sí puede ejercer ese papel en su propio territorio. Lo mismo ocurre con Castle Lager, la cerveza africana oficial del club, firmada recientemente. Se trata de patrocinios que solo se explotan en la zona de influencia de la marca.

Junto a Chang y Castle, hay varias empresas más que colaboran con el club en este sentido. La última en unirse es el United Arab Bank de Dubai, que tampoco cuestiona al banco principal del Barça, La Caixa. Además están la compañía de telecomunicaciones turca Avea, la empresa peruana Big Cola (que explota la marca Barça en América Latina) e Indosat (Indonesia).

Grandes multinacionales

Asimismo, el Barça ha incorporado otras firmas de prestigio internacional que solo explotan el nombre azulgrana en territorios concretos: H&S (Asia), Nokia (India) y Rexona (Centroamérica, Colombia, Venezuela y Ecuador). Una estrategia de patrocinios en la que el Manchester United es el rival más adelantado.

Aunque algunas de estas marcas hace años que patrocinan al club en diferentes rincones del mundo, el Barça ha decidido ahora potenciar esta fuente de ingresos. De este modo, y a la larga, la entidad aspira a recuperar parte de lo que ha perdido con TV3 y Turkish Airlines: seis millones de euros.

Mangas y fachadas

En este sentido, el Barça todavía trabaja en busca de nuevos patrocinadores principales. El activo sobre la estampación en las mangas de las camisetas es uno de los que está disponible. Sin embargo, no se baraja la posibilidad de incluir el logo de ninguna casa de apuestas.

Otro aspecto de patrocinio que está en el aire es el de la fachada de La Masía. La empresa MCM, a través del abogado Mario Conde, amenaza con denunciar al club porque no quiere que ninguna marca vincule su nombre a La Masía como tal. Solo se prevé la posibilidad de cubrir con publicidad la fachada del edificio. El club negoció con empresas como Cacaolat y Banco Santander, pero no fructificaron.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad