La exmujer y representante de Dani Alves se juega la licencia de Agente FIFA

stop

Dinorah Santa Ana da Silva, la agente del futbolista del Barça, podría ser sancionada por ostentar la vicepresidencia del Sant Andreu

Dinorah Santa Ana da Silva y su exmarido y representado Dani Alves | Diario Gol

14 de enero de 2015 (00:00 CET)

Dinorah Santa Ana da Silva, exmujer y representante de Dani Alves, se juega perder temporalmente su licencia de Agente FIFA. La copropietaria de la agencia de futbolistas Flashforward y de otros negocios junto a su exmarido podría haber incumplido un artículo de la normativa de la FIFA, según ha podido averiguar Diario Gol tras efectuar las comprobaciones oportunas.

Dinorah, que se separó de Alves a finales de 2011, sigue fuertemente vinculada al patrimonio del lateral derecho del Barça. Sin embargo, emprendedora como es, también se ha aventurado en nuevos proyectos en solitario a través de su empresa Strategic Business Development XXI Century SL. Ello la llevó a adquirir el 96,24% de la Unió Esportiva Sant Andreu, cuyo capital social es de 5,3 millones de euros, en julio de 2014. Es en este punto donde radica su posible problema con la FIFA.

Normativa restrictiva con los agentes

Datos actualizados del Registro Mercantil de Barcelona confirman que Dinorah no solo controla la participación más elevada de las acciones del Sant Andreu, sino que también es la vicepresidenta del club. Hecho que, por otra parte, han desmentido fuentes cercanas a la representante de Alves: "Dudo mucho que sea así y, si lo es, lo desconocemos". El presidente del club es su pareja actual, el también brasileño Marcos Aparecido dos Santos Martins, más conocido como Marcos Martins. 

La tenencia de este cargo contraviene los artículos 6.2 y 6.3 de la disposición tercera del Reglamento sobre los Agentes de Jugadores de la FIFA de 2008. Los mismos recogen específicamente que un agente "no podrá, bajo ninguna circunstancia, ocupar un puesto de funcionario, oficial, empleado, entre otros, en la FIFA, en una confederación, una asociación, una Liga, un club o cualquier organización relacionada con estas entidades".

Alves tendría que cambiar de representante

Asimismo, el artículo 15 del mismo reglamento avisa de las posibles medidas y sanciones que podrían recaer sobre los agentes en caso de incumplimiento: "Si un agente de jugadores deja de cumplir las condiciones previas para tener una licencia (por ejemplo, cualquiera de las referidas en los artículos 6, 9 y 10), la asociación le retirará su licencia".

Esta circunstancia podría ser un inconveniente para Alves. En caso de que la FIFA retirase la licencia de Dinorah, el lateral debería buscar otro agente para negociar su futuro, cosa que le urge teniendo en cuenta que termina contrato con el Barça en junio de 2015. Otra posibilidad, menos práctica, sería que fuese él mismo quien asumiese el peso de las negociaciones.