Vicky Martín Berrocal tiene tres hermanos de una doble vida de su padre

Vicky Martín Berrocal desveló aspectos desconocidos de su vida personal como por ejemplo que su padre mantuvo una relación con dos mujeres

Fotografía: Vicky Martín Berrocal tiene tres hermanos de una doble vida de su padre
Fotografía: Vicky Martín Berrocal tiene tres hermanos de una doble vida de su padre

Vicky Martín Berrocal dio la sorpresa en todos los sentidos en ‘Mi casa es la tuya’. No solo por contar aspectos desconocidos hasta ahora de su vida, sino por el enorme dato de audiencia. Todos los espectadores daban por cancelado el espacio de Bertín Osborne, pero logró remontar en su despedida con un 14,9% de cuota de pantalla. La diseñadora abrió su corazón de par en par.

Fotografía: Vicky Martín Berrocal tiene tres hermanos de una doble vida de su padre

Vicky Martín Berrocal reveló una desconocida historia familiar que dejó a todos con la boca abierta. No la contó nunca en ningún medio de comunicación. De su madre está muy agradecida por el gran papel que hizo en su vida. De su padre, José Luis Martín Berrocal, tuvo dos mujeres. Cuando conoció a su madre, éste mantenía otra relación paralela con otra mujer en Madrid, además con ella tenía una hija en común. A pesar de ello, éste terminó enamorado perdidamente de Victoria, la madre de Vicky. Cuando se conocieron ella tenía 16 y él 30.

La madre de Vicky Martín Berrocal era conocedora de esa historia y lo permitió así, nunca quiso cambiarlo. Por este motivo, este hombre tuvo dos familias. No obstante, en sus últimos meses de vida prefirió pasarlos al lado de la madre de la empresaria en Huelva. En una ocasión, su padre le presentó a Vicky a los tres hijos que tenía con la otra mujer. Sucedió en su pedida de mano, cuando se encontró a uno de ellos en Punta Umbría. Antes de conocerse con Manuel Díaz conoció a todos.

También habló del padre de su hija, «El Cordobés». Se atrevió a desvelar que éste mantiene una disputa con su padre porque nunca ha querido reconocer su paternidad. Finalmente, en una conversación le confesó que son padre e hijo. El físico es indudable. «Después de unos cuantos vinos, en una finca de Linares, Manuel Benítez me reconoció que efectivamente era el padre de Manuel Díaz, el que por entonces era mi pareja (…) solo se lo dije a Manuel, aunque a él no le hacía falta que nadie se lo contara, sabía que era su padre».