Resultados médicos demoledores. La infanta Elena rota al confirmarse las peores sospechas

stop

La hija de Juan Carlos I y las terribles noticias

Infanta Elena | EFE

17 de julio de 2020 (13:31 CET)

Como no podía ser de otra forma, la infanta Elena está más que preocupada por su padre. Y es que, si bien es cierto que la hermana del rey Felipe no aprueba muchas de las conductas de Juan Carlos I, también lo es que tiene muy buena relación con él. Es, de hecho, la que mayor contacto tiene con el emérito.

Es por eso que, ahora que faltan apenas días para que se haga público el comunicado oficial en el que según Jaime Peñafiel la corona comunicará que Juan Carlos I abandona La Zarzuela, su hija mayor está rota.

Pero ojo, no tan sólo por la decisión y por el futuro de su padre más allá de la capital española, sino también por los últimos resultados médicos que revelan que el estado de salud del emérito no es precisamente el mejor.

Juan Carlos I

La infanta Elena está muy preocupada

Y es que parece ser que todo el lío que está provocando el emérito ha provocado que el propio Juan Carlos acabe en una depresión muy fuerte. Pilar Eyre, una de las periodistas mejor informadas de lo que ocurre en la Familia Real, así lo ha asegurado en muchas ocasiones. "La única pega es que me dicen que de salud está bastante jodido. Tiene una depresión de caballo", ha apuntad o recientemente.

El emérito, al margen de sus evidentes problemas a la hora de moverse, se encuentra deprimido al ver que su familia le ha abandonado y, sobre todo, que su legado se ha ido al traste.

Por su parte, Peñafiel, que aseguró ayer en Todo es mentira que “Este sábado o domingo sacarán un comunicado de Zarzuela diciendo que dadas las circunstancias el rey emérito abandona Zarzuela. Será un comunicado y punto. No saldrá nadie a hablar”, también apuntó que “El título de rey no se lo pueden quitar, ni cambiando el decreto de 2014. Me da mucha pena, Juan Carlos está enfermo, abandonado por su propia familia, no tiene apoyos de nadie. Lo más triste es que hagan salir al rey de su casa”.

Como es lógico viendo el panorama, la preocupación de la infanta Elena no es que sea menor precisamente.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad