Infanta Cristina | EFE

La estafa millonaria que salpica a la infanta Cristina. Última hora

stop

La esposa de Iñaki Urdangarín es el chivo expiatorio en un fraude

30 de abril de 2020 (13:19 CET)

Las estafas han aumentado desde que empezó a propagarse la pandemia del coronavirus. Siempre suele haber quien se aprovecha de la gente y que aprovecha situaciones como la actual para ensañarse con sus víctimas.

Por ejemplo, estos días están aumentando los correos electrónicos fraudulentos en los que se solicita al receptor que confirme los datos de su entidad bancaria. Y dado que no se puede acudir a las oficinas sin cita previa, son muchos los que clican sin pensar que detrás hay alguien esperando recibir parte de sus ahorros.

La infanta Cristina, chivo expiatorio

Y atención, porque en una de las estafas que se están llevando a cabo estos días se ha visto involucrada a la infanta Cristina. En parte, la monarca ha sido una de las víctimas.

Infanta Cristina

Según publican varios medios, un delincuente estafó hasta tres millones de euros a más de un centenar de clientes de bancos, mediante la clonación de las tarjetas SIM de los teléfonos móviles de las víctimas. Y para obtener uno de esos duplicados, el delincuente en cuestión habría llegado a usar una foto de la infanta Cristina para falsificar un DNI.

Según revelan algunas fuentes, el mencionado estafador formaría parte presuntamente de una banda asentada en Benidorm, que a su vez estaría vinculada a la Camorra napolitana.

Libertad barata

El caso lo lleva el juzgado de Instrucción número 9 de Alicante y el BBVA y Telefónica serían dos de las empresas denunciantes, pues sus clientes son buena parte de los perjudicados.

Asimismo, el delincuente ha estado en prisión desde que fue arrestado en enero por la Policía Nacional y la Guardia Civil, en una operación en la que hubieron hasta cinco detenciones. Sin embargo, salió recientemente después de que Roberto Sánchez Martínez, su abogado defensor, solicitó que se le pusiera en libertad. El juez instructor, por su parte, aceptó a cambio de una fianza de 50.000 euros que el delincuente pagó sin problemas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad