Reina Letizia | EFE

La espeluznante foto de la Reina Letizia que la cirugía plástica no puede tapar

stop

La imagen de la mujer de Felipe VI que revienta las redes

28 de enero de 2019 (14:40 CET)

La Reina Letizia supo, desde el primer día que puso un pie en la Zarzuela, nunca más iba a poder ir paseando por la calle sin ser analizada y fotografiada a cada paso. Y es que la vida actual de Ortiz se basa en acudir a actos donde todo, absolutamente todo lo que hace y lleva, es motivo de debate.

Sus peinados, sus estilismos, su peso, sus joyas, incluso sus gestos son analizados y puestos encima de la mesa para ser criticados. Ella lo sabe, y por eso, consiente que su imagen lo es todo, ha ido haciendo alguna que otra visita al cirujano plástico en los últimos años.

Resultado de imagen de letizia antes y despues

Unas visitas que en ningún caso se han confirmado desde Zarzuela. La única operación que sí que se ha oficializado fue la rinoplastia. Eso sí, como apuntaron desde la Casa Real, fue por motivos estrictamente médicos ya que Letizia no acaba de respirar bien.

La foto que horroriza a España

Pero más allá de esta operación de nariz, tan solo hace falta echarle un ojo al antes y al después de la Reina para darse cuenta que sus visitas al cirujano son más que habituales. Sin embargo, hay una parte de su cuerpo que no ha podido poner en manos de los especialistas.

Y seguramente porque, literalmente, no se puede, Son sus manos. No han sido pocos los que, en los últimos meses, se han percatado de la gran diferencia respecto a la piel que se puede ver entre las manos de la Reina y, por ejemplo su cutis.

Letizia y sus manos envejecidas

Madre mía pero si tiene manos de vieja”, “¿Esas son sus manos? En vez de estirarse la cara podría estirarse las manos” o “Tanta operación en la cara para luego tener unas manos que dan grima” son algunos de los comentarios que se pueden leer en las redes respecto al tema.

Teniendo en cuenta cómo se toma las críticas la mujer de Felipe VI, seguro que ya está buscando la manera de darle a sus manos una nueva cara. 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad